Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un representante de 'UM DRAIGA' viaja a un campo de refugiados saharauis

Un representante de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón, UM DRAIGA, Francisco Palacios, viaja este martes al campo de refugiados saharauis de Tindouf para entregar ayuda humanitaria y reforzar la cooperación.
Del 7 al 11 de agosto, un grupo de veinte representantes de asociaciones, agrupados en la Coordinadora Estatal de Asociaciones por el Sáhara (CEAS SAHARA), va a desplazarse hasta el campo de Tindouf para dar una "respuesta firme" de que se va a mantener la ayuda humanitaria y la cooperación a todos los niveles, ha informado la asociación en un comunicado.
Así lo harán tras comprobar que las razones argumentadas por el Ministro de Asuntos Exteriores para mandar repatriar a todos los cooperantes españoles el pasado 28 de julio "son contradictorias y no han sido avaladas por informaciones contrastadas".
UM DRAIGA, miembro de CEAS Sáhara, apoya este vuelo con un representante y "reafirma de esta manera su compromiso con el pueblo saharaui". Francisco Palacios, además de voluntario de la asociación, pertenece al Observatorio Aragonés de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental.
Durante el tiempo de estancia en los campamentos, se continuará con la entrega de ayuda humanitaria y se realizarán diversas reuniones al más alto nivel con responsables de la República Árabe Saharaui Democrática con intención de reforzar la cooperación.
Con ello, UM DRAIGA critica, una vez más, lo que es un "incumplimiento reiterado" de las resoluciones de Naciones Unidas que avalan la celebración de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui, "boicoteado por Marruecos, ante la pasividad de España, y sin que los organismos internacionales tomen medidas eficaces para acabar con el exilio que sufren los saharauis desde hace 37 años".