Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La solución no es estigmatizar a los rumanos"

"Pisos sobreocupados, suciedad en las calles del barrio de la Salut, ruido...". Desde el consistorio de Badalona enumeran la lista de denuncias. Los problemas de convivencia se unen a una alta tasa de paro que ha crecido con la crisis. La crispación ha aumentado tras el mensaje que la dirección popular ya ha desautorizado. "No queremos los rumanos" es un lema que se repite entre los vecinos al preguntarles por la población rumana. Aseguran que se lo llevan todo. Sin embargo, tanto desde el consistorio como los colectivos de ayuda confirman que la mejor solución no pasa por excluir a los gitanos rumanos.
Xavi García Albiol, presidente del grupo del PP en Badalona, puso su cara a la polémica . Apareció en el cartel xenófobo en el que se podía leer: "Estoy a sólo dos concejales de ganar las elecciones municipales. Si en 2011 soy el alcalde os aseguro que: Podremos salir por el barrio con la seguridad de no ser acosados o atracados. Quien viva en Badalona tendrá que adaptarse a nuestras normas y costumbres".Para el teniente alcalde de Badalona, Ferrán Falcó, el panfleto del PP tiene "una base de cierta realidad pero poco sólida".
El día a día en el barrio de la Salut refleja un alto grado de tensión . Según fuentes del Ayuntamiento, hace tres años el número de pisos sobreocupados era de 300. Hoy, es de 30 o 40. David Torrents, responsable de inmigración de Badalona, explica que los problemas se focalizan en torno a la plaza Antonio Machado por la alta densidad de población y por el paro crónico. Torrents explica que los cambios rápidos en este barrio han desembocado en una degradación" de la zona.
"No negamos que haya delincuentes en Badalona, pero la delincuencia no tiene nacionalidad", reflexiona María Dolors de la plataforma 'Todos somos Badalona'. El primer teniente de alcalde de la ciudad, Ferrán Facó, publicó esta semana los datos de las detenciones en el último año. En los últimos doce meses, se detuvieron 257 personas, de los cuales 120 eran españoles y 64 rumanos.
"Por desgracia, separamos a los españoles y a los no españoles. Sin duda, hay barrios donde potencialmente hay más delitos pero se debe mirar también el tipo de delincuencia y ver si ha aumentado", explica Torrents. Según los datos del consistorio, el último año se ha denunciado un 33 % más aunque el responsable de inmigración ve el dato como positivo porque supone que los vecinos denuncian más no un aumento de la delincuencia.
"Se ha avanzado mucho en este barrio con un fuerte trabajo de escolarización y con un gran esfuerzo para evitar la sobreocupación de las viviendas", admite Dolors antes de reconocer que "la convivencia es muy difícil pero se está actuando". El Ayuntamiento una ordenanza de civismo en enero de 2009 que permite atajar de forma más directa los problemas de convivencia. La presidenta de vecinos en el barrio de la Salut, Julia Sánchez, se reitera en sus acusaciones y sólo insiste en que "los problemas son evidentes.