Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las altas temperaturas y el aumento del tráfico elevan los niveles de ozono 'malo', según Ecologistas

Las altas temperaturas y el aumento del tráfico elevan los altos niveles de ozono troposférico, el 'ozono malo', sobre todo en el centro y en el sur de la Península, según advierte Ecologistas en Acción, que recomienda tomar precauciones.
La organización aconseja protegerse en las horas centrales del día y al atardecer y evitar los esfuerzos físicos al aire libre, especialmente a niños, personas mayores, mujeres embarazadas, enfermos respiratorios y cardiovasculares, los grupos más sensibles.
Entre las causas de este aumento, además del aumento térmico, destaca los efectos del tráfico motorizado en ciudades y carreteras, sobre todo en los días de 'operación salida', así como el consumo de electricidad producida en las centrales térmicas a consecuencia de un mayor uso del aire acondicionado.
En concreto, denuncia que la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, el interior de Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña y el valle del Ebro (de Tarragona al sur del País Vasco, pasando por Aragón y Navarra) han superado en varios días durante la última semana los objetivos establecidos por la normativa o por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger la salud humana, ante la pasividad e indiferencia de las autoridades autonómicas afectadas.
Según explica, el ozono troposférico es el contaminante más extendido en España y durante las vacaciones pude incrementar aún más los niveles de ozono del centro y el litoral mediterráneo, grandes emisores o receptores de turistas. Por inhalación, provoca un incremento de los riesgos de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares.
La OMS estima en 1.800 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los registrados estos días. El ozono, además de para las personas, es también tóxico para la vegetación, dañando los bosques y reduciendo la productividad de los cultivos.
Por este motivo, Ecologistas en Acción realizará exposiciones, charlas y jornadas este verano en Cataluña, Almería, Murcia, Madrid y territorios limítrofes.