Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 22 especies de tiburones y rayas se incluyen en la protección de la Convención de Especies Migratorias

El Convenio sobre la Convención de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) ha acordado por unanimidad incluir un total de 22 especies de tiburones y rayas en el Plan de Conservación del MdE que se celebra en San José de Costa Rica.
Esta decisión servirá para que se puedan adoptar decisiones nacionales e internacionales de cara a establecer nuevos compromisos para proteger estas especies y conservar especialmente especies migratorias de tiburones.
La decisión afecta a las 22 especies que figuran en el Apéndice de 2011 de la CMS, por lo que la lista de especies bajo esta medida de protección aumenta hasta las 29. Se trata del tiburón blanco, el cailón o marrajo sardinero; mielga; tiburón peregrino; el marrajo carité, el marrajo dientuso; tres especies de tiburón: tiburón zorro, zorro pelángico y zorro ojón, así como dos especies de tiburón martillo: el cornula gigante y el córnula común; ballenas; todo el grupo de las rayas manta diablo; la manta gigante y la manta recife y cinco especes de pez sierra, así como el tiburón sedoso.
El Convenio sobre la Convención de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) es el primer instrumento global dedicado a la conservación de tiburones y rayas migratorias. El convenio está firmado por un total de 40 países, que son 39 Gobiernos y la Unión Europea, así como la suma de Portugal esta misma semana.
"Instamos a la CMS que aumente tanto el número de especies protegidas como el número de países y damos la bienvenida a esta ampliación", ha manifestado la representante de la organización interancional Shark Advocates, Sonja Fordham, que, al mismo tiempo, urge a los países miembro a seguir concretando acciones en línea con estos compromisos, en particular con protecciones estrictas para las especies de rayas que están más amenazadas y estableciendo límites de capturas que aseguren la salud de estas especies migratorias a largo plazo.
El director de la Conservation for de Shark Trust, Ali Hood, ha afirmado que "este estatus proporciona una oportunidad especial para compartir experiencias y proporcionar apoyo mientras se refuerza la implantación de un plan de conservación asociado".