Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tormentas de carácter muy fuerte afectarán el fin de semana al nordeste peninsular, sobre todo en Pirineos

El fin de semana y, especialmente el sábado, estará dominado por los chubascos y las tormentas, que podrán ser fuertes e incluso muy fuertes en los Pirineos, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha señalado que las tormentas afectarán este viernes al tercio norte peninsular con excepción del extremo nororiental y Pirineos orientales, donde llegarán mañana.
Así, el portavoz de la AEMET, Fermín Elizaga, ha explicado a Europa Press que las tormentas de este viernes podrán ser localmente fuertes en el Alto Ebro y en algunos puntos de Pirineos occidentales, mientras que en el resto de la mitad norte se podrán producir algunos chubascos "de menor importancia".
Respecto a las temperaturas, ha dicho que bajarán en el tercio norte y, sobre todo en el cantábrico oriental, donde caerán hasta 4 grados centígrados respecto a las máximas de ayer. Por el contrario, este viernes subirán en el extremo sureste peninsular, donde mañana volverán a caer.
Concretamente, Elizaga ha señalado que el día más importante del fin de semana en cuanto a lo meteorológico será el sábado, porque los chubascos y tormentas podrán ser localmente fuertes en el cuadrante nordeste y muy fuertes en áreas pirenaicas y áreas cercanas.
Por ello, ha añadido que se han activado los avisos de color naranja (riesgo importante) en Huesca y Lérida donde se podrían acumular hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora y 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, y ha añadido que también hay avisos para varias provincias del tercio norte, donde también habrá chubascos y tormentas, aunque de menor intensidad.
Por el contrario, el portavoz ha agregado que Galicia y algunas áreas del suroeste peninsular serán las que tengan una probabilidad más baja de precipitaciones y tormentas. Sin embargo, el sábado descenderán los termómetros en "prácticamente todas las zonas" aunque la bajada será más intensa en la mitad este peninsular. En estas zonas se prevé una caída de 3 o 4 grados centígrados e incluso puntualmente un poco más en el extremo sureste. En el resto del país, los termómetros bajarán un grado centígrado aproximadamente.
De cara al domingo, Elizaga ha explicado que continuará la inestabilidad en el cuadrante nordeste, donde se seguirán produciendo chubascos y tormentas pero se espera que no alcancen la misma intensidad que el sábado, aunque podrán ser localmente fuertes en Pirineos. Este día, las temperaturas no sufrirán grandes cambios aunque subirán ligeramente en el norte, y en el extremo sur peninsular pero, en todo caso, no serán variaciones muy destacables.
AL MENOS HASTA EL MIÉRCOLES
Esta situación se mantendrá a principios de la próxima semana, ya que según el portavoz de la AEMET, el lunes y el martes se mantendrá la inestabilidad en el este, Baleares y en el extremo norte, donde podrán persistir los chubascos que, a veces estarán acompañados de tormentas que podrían ser fuertes o incluso muy fuertes en la mitad este peninsular y que irán acompañadas de vientos fuertes.
De este modo, ha apuntado que la inestabilidad se mantendrá en el este, al menos hasta el miércoles y ha dicho que la próxima semana se espera una anomalía de precipitación positiva en el tercio oriental peninsular y en Baleares, donde se espera que se mantenga la inestabilidad toda la semana.
Elizaga ha precisado que se trata de una situación habitual en septiembre ocasionada por la entrada de una "vaguada muy profunda que barre todo el norte peninsular" pero ha añadido que a lo largo de septiembre se esperan nuevamente días de calor. "Desde el punto de vista climatológico es lo habitual", ha apostillado.
En este contexto, ha dicho que este jueves se acumularon 34,2 litros por metro cuadrado en Labastida (Álava); 29,2 litros por metro cuadrado en Boadilla fuente San Esteban (Salamanca); 22,6 litros por metro cuadrado en Aliseda (Cáceres); y 20,8 litros por metro cuadrado en Aranda de Duero (Burgos).
En cuanto a las temperaturas, ha destacado que en Navarra y Aragón se alcanzaron valores de entre 32 y 34 grados centígrados, similares a las registradas del valle del Guadalquivir, debido a la entrada de viento del sur.
BALANCE HÍDRICO
Por último, ha dicho que a menos de un mes del cierre del año hidrológico (1 de octubre de 2012 a 30 de septiembre de 2013), hasta el 3 de septiembre ha llovido 760 litros por metro cuadrado en España, lo que representa un 25 por ciento más que el valor medio normal del balance hídrico hasta esta fecha, que es de 609 litros por metro cuadrado. Elizaga ha valorado que este dato está "significativamente por encima de lo normal".
Por zonas, ha precisado que ha llovido más de un 50 por ciento de lo normal en un área del sur peninsular que abarca parte de Ciudad Real, Córdoba, Granada, Jaén y otra zona en el norte que incluye Navarra, parte de la Rioja y parte de Aragón y algo del País Vasco.
Por el contrario, las zonas con "mayor déficit, pero sin hablar de mucha sequedad, están en el extremo sureste, una zona pequeña del extremo sureste de Murcia, con 25 por ciento de lluvias menos de lo normal y otro área que comprende una zona del la provincia de Madrid y Ávila, donde ha llovido entre el 75 por ciento y el 100 por cien del valor normal.
Finalmente, ha dicho que en el resto del país ha llovido lo normal o más de lo normal este año y ha adelantado que "no parece que de aquí al final del año hidrológico (al fin de septiembre) vayan a producirse cambios muy importantes", por lo que no espera que el valor final baje mucho del 25 por ciento de superavit.