Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vacuna contra el Alzheimer se ensayará con humanos a finales de 2010

La vacuna como terapia contra el Alzheimer que desarrolla una empresa aragonesa de biotecnología, y que acaba de obtener una patente europea, iniciará la preclínica regulatoria este año y se prevé que los ensayos clínicos con humanos puedan comenzar a finales de 2010.
Así lo ha confirmado la empresa Araclon Biotech, cuyo director científico, el catedrático de la Universidad de Zaragoza Manuel Sarasa, ha informado a EFE de que la vacuna se dirige a una proteína que produce el propio organismo, la beta-amiloide, relacionada con el Alzheimer, una enfermedad degenerativa que afecta a entre 600.000 y 1.200.000 españoles.
Es la primera vacuna que se desarrolla en España como terapia contra esa enfermedad y una de las pocas en el mundo, ha agregado Sarasa, quien lleva veinte años investigando el Alzheimer.
Este catedrático de Anatomía y Anatomía Patológica Comparada fundo en 2004 la empresa Araclon Biotech, que a los dos años empezó a funcionar con la ayuda de inversores y dedicada a la investigación y desarrollo de terapias y métodos de diagnóstico de enfermedades degenerativas, hoy por hoy centrados en la enfermedad de Alzheimer.
Sin embargo, Sarasa ya había comenzado a investigar sobre el desarrollo de esta vacuna en 2000, y con ratones, conejos y perros, en 2002 en la propia Universidad de Zaragoza.
El pasado día 13 de febrero, Araclon Biotech ha obtenido su primera patente europea -concedida por la Oficina Europea de Patentes y Marcas- para una vacuna como terapia de la enfermedad de Alzheimer y una de las pocas que se conceden cada año a empresas españolas del sector, según la compañía.
Sarasa ha explicado que según los resultados obtenidos respecto a toxicidad y eficacia en los modelos animales utilizados es de prever que no vaya a tener efectos secundarios en sus ensayos con humanos, una cuestión de la que dependerá el tiempo que pase hasta su futura aplicación.
Según el Informe Anual 2007 de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), en el citado ejercicio, de las 39 patentes concedidas al sector biotecnológico español, el 85 por ciento eran patentes españolas y el 15 por ciento restante patentes de EEUU, pero no se obtuvo ninguna Patente Europea.
La vacuna que acaba de obtener la patente europea tiene ya concedida la patente en España y en otros mercados exteriores a la Unión Europea, ha informado la empresa, que confía en obtenerla próximamente en Estados Unidos, el principal mercado mundial del sector.
En la actualidad, de Araclon Biotech tiene tres líneas abiertas, una en diagnóstico de Alzheimer (donde ya cuenta con un kit de detección de beta-amiloide en sangre), otra en terapia (basado en inmunoterapia) y un proyecto emergente que intenta contestar al desafío que supondría la predicción de la enfermedad en individuos totalmente asintomáticos.
La empresa, totalmente aragonesa, tiene catorce trabajadores investigando fundamentalmente en Alzheimer en sus dos laboratorios, uno en la Clínica Montecanal de Zaragoza y otro en Logroño.