Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicealcalde de Burgos pide que no se pongan "condiciones" en las conversaciones del grupo de trabajo sobre el bulevar

El vicealcalde de Burgos y portavoz del equipo de Gobierno local, Ángel Ibáñez, ha pedido este jueves que no se pongan "condiciones" en las conversaciones del grupo de trabajo sobre el bulevar de Gamonal.
En este sentido, ha reivindicado un "diálogo abierto" entre las partes y ha insistido en que el Gobierno municipal "no pone líneas rojas" en las conversaciones en las que participaran los grupos políticos con representación municipal, colectivos ciudadanos y técnicos del propio ayuntamiento.
"La única condición del grupo de trabajo sobre el bulevar es que no ponemos ninguna condición"; ha aseverado Ibáñez en declaraciones recogidas por Europa Press, antes reiterar la importancia de ejercer un "diálogo abierto" durante el tiempo de reuniones.
Por otro lado, ha anunciado que por el momento no se adecentará la zona de obras de Gamonal porque la empresa adjudicataria de las obras se ha negado a dichas intervenciones por cuestiones de seguridad, a la vez que ha anunciado la continuidad de las ejecuciones en la rotonda de la calle Juan Ramón Jiménez y el aparcamiento disuasorio de Las Torres de Gamonal.
Asimismo, ha anunciado que el Grupo Municipal del PP ha instado a los grupos municipales de la oposición a presentar al Pleno de mañana una moción conjunta sobre los hechos acaecidos en el barrio de Gamonal a lo largo de la última semana.
Dicha moción, que por el momento se desconoce si apoyarán las agrupaciones municipales del PSOE, UPyD e IU, incluirá cuatro puntos fundamentales a modo de "acuerdo mínimo" sobre los hechos ocurridos.
Esos puntos serán el rechazo a todas las actuaciones violentas que se han registrado en la capital burgalesa en las últimas jornadas, un acuerdo sobre la paralización temporal de las intervenciones en el bulevar de la calle Vitoria, la apertura de un periodo de diálogo con el máximo apoyo posible y la exhortación a los vecinos de Burgos a restablecer la convivencia en la ciudad, buscando el diálogo y el entendimiento.
Finalmente, el vicealcalde de Burgos ha cifrado en 66.000 euros los daños ocasionados al material público durante los disturbios en el populoso barrio. En concreto, ha explicado que se han registrado desperfectos por valor de 12.000 euros en vehículos de la Policía y el Cuerpo de Bomberos, cerca de 5.000 euros en marquesinas y 49.000 euros en contenedores y papeleras.