Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas abre la puerta a que los usuarios de móviles paguen por recibir llamadas

Los usuarios podrían tener que pagar por recibir una llamada.telecinco.es
Bruselas cree que el nivel actual de las tarifas de terminación es "muy alto" y además difiere mucho de un país a otro, ya que se sitúa  entre los 2 céntimos por minuto en Chipre y los casi 20 céntimos en  Bulgaria. En España, el precio medio de interconexión es de 9,68  céntimos. Por ello, propondrá una "metodología común" para calcular  las tarifas con el objetivo de reducirlas y facilitar la convergencia  entre los Estados miembros.
Por este motivo, el Ejecutivo comunitario presentará a finales de mes una  recomendación cuyo objetivo es recortar las tarifas mayoristas que  unas compañías se cobran a otras por conectar las llamadas a la red  del destinatario final. Sin embargo, las compañías telefónicas han amenazado con  responder a esta iniciativa cobrando por las llamadas recibidas para  compensar sus pérdidas.
Pagar por recibir una llamada
Este sistema favorece la implantación un nuevo "modelo de negocio"  en el que cada compañía de telefonía móvil sólo facturaría a sus  clientes directos y no tendría que facturar ni pagar a otros  operadores, según explicó el portavoz. En este contexto, las  compañías podrían llegar a cobrar a los clientes por recibir  llamadas.
La "evolución" del mercado
Al ser preguntada durante una entrevista en el periódico británico  'Financial Times' sobre si aceptaría que se cobre al usuario por  recibir llamadas, la comisaria responsable de Sociedad de la  Información, Viviane Reding, ha respondido: "¿Por qué no? Todo el mercado  está evolucionando, así que no debemos quedarnos con las mismas  reglas que han estado vigente durante 10 años".
Su portavoz precisó que no le corresponde a la Comisión decidir,  sino que son las compañías las que deberán estudiar qué hacen. "Si  las compañías creen que es atractivo para sus clientes, si les  compensan de alguna manera por cobrar las llamadas recibidas,  puede ser interesante para ellas. Nosotros no diremos nada en contra,  pero no forzaremos a las compañías a avanzar en este sentido. Lo que  queremos es librarnos de las elevadas tarifas de terminación en la UE  que son pagadas por los clientes", ha explicado el portavoz de  Telecomunicaciones, Martin Selmayr.
En todo caso, el Ejecutivo comunitario precisó que el cambio de  modelo en el mercado europeo de telefonía móvil no se producirá "de  un día para otro" sino que se trata de una "perspectiva a largo  plazo". AGE