Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos crean piedras elásticas que rebotan perfectamente sobre la superficie del agua

Se necesita un movimiento perfecto de muñeca y el ángulo correcto para conseguir que una piedra salte varias veces a través de la superficie del agua. Ahora, investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Estado de Utah han creado unas rocas, de material elástico, que rebotan perfectamente en el agua. Su investigación supondrá un importante paso para aplicaciones navales y de ingeniería marítima.
En colaboración con científicos de la Centro Naval en Newport (Estados Unidos) y la Universidad de Brown, el equipo de expertos ha desentrañado la física de cómo estas esferas elásticas rebotan en el agua con mayor facilidad que las rígidas.
Para ello, el equipo ha usado cámaras de alta velocidad. Con ellas han capturado las imágenes de estas esferas elásticas rebotando a través de tanques de agua en el laboratorio. De este modo, han revelado la física de cómo esferas elásticas interactúan con el agua y también son capaces de predecir, con este método, cómo ocurrirán muchos saltos posteriores.
Además, el equipo encontró que las esferas elásticas pueden rebotar en la superficie del agua desde ángulos de impacto mucho mayores, en comparación con una piedra normal, una gran pista de por qué estos objetos elásticos saltan con mucha más facilidad.
Según apuntan los expertos, que han publicado sus resultados en 'Nature Communications', el trabajo se ha inspirado en un juguete americano muy popular, el Waboba, que consiste principalmente en conseguir que una bola rebote muchas veces sobre el agua.
"Nuestro enfoque fue lúdico al principio. Mi hijo y sobrino querían ver el impacto de las esferas elásticas en cámara lenta. Después, nos preguntamos por qué estos juguetes saltan tan bien", ha indicado uno de los autores principales Tadd Truscott.
Estos hallazgos tienen diversas aplicaciones. No sólo explican la física de las bolas rebotando de agua, sino que también establecen un marco para que los diseñadores objetos elásticos ajustan mejor el rendimiento de estos objetos.
"El estudio también proporciona información sobre métodos para el modelado de objetos que interactúan con la superficie del agua y que tienen respuestas elástica a la superficie, como botes de goma, tubos, tablas de wakeboard y esquí acuático", ha apuntado Truscott. "La elasticidad de cada uno de estos objetos afecta a la manera en que interactúan con la superficie del agua que, como hemos demostrado, puede diferir drásticamente de objetos rígidos", ha concluido.