Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos luchan por la defensa de los cielos oscuros de Europa

Falta de visibilidad de las estrellas, efectos negativos en la biodiversidad y el malestar humano, son algunas de las consecuencias del exceso de luz artificial que existe en muchos puntos del planeta. Para luchar contra estas situaciones ha nacido 'STARS4ALL, una plataforma con la que los científicos pretende alentar a los ciudadanos a la preservación y cuidado de los paisajes nocturnos europeos y alertar sobre los múltiples problemas medioambientales producidos por la contaminación lumínica.
STARS4ALL, es un proyecto de la Unión Europea que comenzó a finales del 2015 --Año Internacional de la Luz-- y que unirá, por primera vez, a socios relacionados con la tecnología de la información, las ciencias sociales, la economía, la astronomía y la ecología, para crear iniciativas autosostenibles sobre contaminación lumínica.
Así, en los próximos meses se pondrán en marcha diferentes eventos con los que la sociedad pueda descubrir la importancia de los cielos oscuros, como la retransmisión de eventos astronómicos; la creación de un distintivo para reconocer el cumplimiento de la normativa de protección del cielo por parte de empresas, ONGs, pueblos o cualquier otro tipo de institución; la creación un mapa sobre sistemas de alumbrado ineficientes; y la identificación del derroche de energético debido a iluminación comercial.
Además, los ciudadanos podrán adquirir e instalar fotómetros de bajo coste, que serán vendidos desde la página web del proyecto(http://www.citiesatnight.org/), para ampliar dicha red.
PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA
Se espera que la puesta en marcha de estas primeras iniciativas genere estructuras para posteriores proyectos, siendo uno de los objetivos más importantes el aumento de agentes participantes relacionadas con la calidad del cielo nocturno.
Para lograrlo, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que es la institución que coordina el proyecto, colabora con otras instituciones como la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la Universidad de Southampton (SOTON), el Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Continental (IGB), CEFRIEL Italia, la escuela de negocios ESCP-Europa, la Red Europea de Crowdfunding (ECN) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).