Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hon Hai y Sharp podrían invertir 1.000 millones de dólares en la planta japonesa

Hon Hai Precision Industry y Sharp podrían invertir más de 1.000 millones de dólares (798 millones de euros) para aumentar la capacidad de la fábrica de paneles LCD más avanzada del mundo en Japón. Formaría parte de un esfuerzo por rescatar a la tradicional Sharp de una caída de la industria japonesa de televisores.
El presidente de Hon Hai, Terry Gou, busca explotar la experiencia de Sharp para hacer paneles visualizadores para los iPhones y consumidores electrónicos de Apple. Por ello, está considerando un acuerdo que convertiría a su empresa en el principal accionista en Sharp, con al menos un 9,9 por ciento de participación.
Gou visitó el jueves la fábrica insignia de Sharp en Sakai, en el oeste de Japón, cuyo 38 por ciento es propiedad de Hon Hai. Algunos medios de comunicación japoneses reportaron que ambas empresas hablarían este viernes.
Las dos firmas también utilizarán la fuerza de Hon Hai para ayudar a Sharp a reducir costes, según informó a los periodistas C.C. Lin, el más alto directivo de Hon Hai en la planta de Sakai. Además afirmó que las dos empresas juntas podrían gastarse más de 1.000 millones de dólares para aumentar la capacidad de la instalación.
Gou dijo que quería concretar un acuerdo lo más pronto posible y su visita aumentaron las expectativas de que este viernes emitan un anuncio.
El portavoz de Gou en Taiwán, Simon Hsing, dijo que no podía confirmar inmediatamente el paradero del empresaio taiwanés.
Hon Hai también está considerando comprar plantas de ensamblaje de Sharp en China y México, y podría poner la planta de Sakai a cotizar en la Bolsa de Taiwán en dos o tres años, indicó Lin.
Gou ha dicho que la compra de acciones en Sharp dependerá de si la firma japonesa seguía sus consejos sobre cómo restaurar las ganancias.
Sharp y otros productores japoneses de televisores como Sony y Panasonic, que dominaron el mercado en los años 80 y 90, han sido golpeados por agresivos rivales coreanos como Samsung y LG.
Sharp ha dicho que para recuperarse tendrá que despedir 5.000 trabajadores, sus primeros despidos en más de 60 años. Según los analistas, incluso podrían tener que recortar más empleos si la presión de Gou se suma a la de los prestamistas.