Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva LGT elevará a 20 millones las sanciones muy graves a operadores

El anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones (LGT), con la que el Gobierno quiere mejorar la competencia en el sector y atraer unas inversiones de hasta 25.000 millones de euros, reducirá el número de las sanciones muy graves a los participantes en el sector, pero a la vez elevará su cuantía ostensiblemente, desde 2 millones de euros hasta 20 millones, indicaron en fuentes del Ministerio de Industria.
En línea con el espíritu liberalizador de la norma, habrá menos control 'ex ante' del Estado, hasta el punto de que las licencias de instalación de equipos se sustituirán por declaraciones responsables, pero se elevará el control 'ex post', a través de sanciones que podrán ser impuestas tanto por la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), como por Industria.
Como ejemplo de tipología muy grave, Industria cita el caso de un operador "ilegal" de FM que dañe el servicio aeronáutico, mientras que como sanción grave, donde la multa pasa de 0,5 a 2 millones de euros, alude a un caso similar, pero de daños menores. Un sanción leve se mantendría en 50.000 euros y sería, por ejemplo, una perturbación del espectro, pero sin eliminarlo.
Por otro lado, la nueva ley recoge la posibilidad de que Industria pueda imponer en casos justificados el uso compartido de redes, si bien no será este el espíritu de la norma.
El Gobierno incide especialmente en el despliegue de la fibra óptica en los edificios y en la necesidad de mejorar la eficiencia para "aprovechar al máximo lo que hay" y no haya que "levantar continuamente las calles", lo que no hace sino elevar los costes.
Dentro de este espíritu, las redes públicas de comunicaciones electrónicas serán consideradas equipamientos de carácter básico y su obra será de interés general. Se fijará además la obligación de instalar estas redes en zonas de nueva urbanización.
MÁS COMPETENCIA PARA INDUSTRIA.
El anteproyecto de LGT aprobado por el Consejo de Ministros incluye además un nuevo trasvase de competencias del regulador a Industria, aunque los responsables del Departamento dirigido por José Manuel Soria insisten en que se trata de cuestiones técnicas y operativas sin excesiva relevancia.
Si Industria ya asumió la gestión de las tasas de las operadores y de las tasas por numeración, ahora también se encargará de los bloques de numeración, del registro de operadores y de la base de datos de abonados, que es de donde obtienen la información las empresas de 118 y las guías telefónicas.
SANCIONES POR SPAM Y COOKIES.
La ley también incluirá, con el objeto de proteger al usuario, sancionadores a los proveedores de servicios por un uso incorrecto de las 'cookies' o por el 'spam', que pueden alcanzar la tipología de graves.
También se crea la nueva Comisión Interministerial de Salud y Radiofrecuencia, en la que participarán los ministerios de Industria y Sanidad, así como miembros del centro Carlos III de salud.
La comisión tendrá como objetivo "eliminar miedos y reticencias" y valorar los distintos informes acerca de los riesgos para la salud de las ondas radioeléctricas.