Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA da por perdida la sonda Phoenix en Marte al quedarse sin comunicación

Imagen de cortesía del 30 de julio de 2007, suministrada por la NASA que muestra el concepto del artista Mars Lander sobre  Phoenix aterrizando sobre la superficie de Marte. Foto: EFEtelecinco.es
La Agencia Espacial Estadounidense (NASA) ha dado por concluida la misión de "Phoenix" en Marte ante la imposibilidad de establecer comunicación con la sonda. Phoenix fue enviada a finales de mayo para determinar la existencia de material orgánico y funcionó dos meses más de los previstos por los ingenieros de la misión.
"Estamos suspendiendo las operaciones, declarando en este momento el fin de las mismas", ha asegurado el director del proyecto, Barry Goldstein. Desde el pasado 2 de noviembre no se reciben señales de la sonda, aunque la NASA continuará usando orbitadores para intentar algún contacto, si bien las posibilidades de que vuelva a funcionar son mínimas.
 El fin de la misión no supone un revés para la NASA, dado que la agencia espacial ya había anticipado que el cambio de estación en Marte, del verano al otoño y con menos horas de luz, iba a provocar esta situación, sólo que ha ocurrido tres semanas antes de lo esperado por las tormentas de polvo en el 'Planeta Rojo'.
"Phoenix", que llegó a Marte tras diez meses de viaje, funcionaba mediante energía proporcionada por sus paneles solares, que ya no se podían recargar suficientemente. La sonda recogió muestras de hielo y determinó la existencia de material orgánico, pero también tenía como misión explorar si la superficie de Marte es habitable.
Durante su misión, "Phoenix" envió 25.000 imágenes de Marte a la Tierra, encontró rastros de perclorato en el suelo marciano, y otros sales que podrían ser nutrientes para la vida, carbonato de calcio, entre otros hallazgos. Los ingenieros de la misión se mostraron confiados en que "en los años venideros más joyas de este tesoro de datos que nos ha proporcionado". ZA