Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NSA también realizaba espionaje industrial, según Snowden

El extrabajador de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) Edward Snowden ha asegurado que este organismo recoge datos de todo tipo, sin importar si tenía relevancia alguna para la seguridad nacional, incluida información sobre empresas privadas de todo el mundo.
"Si hay información en Siemens que puede ser beneficiosa para los intereses nacionales de Estados Unidos, incluso si no tiene nada que ver con la seguridad nacional, la tomarán igualmente", ha afirmado Snowden en una entrevista a la televisión pública alemana ARD cuya transcripción parcial ha sido difundida antes de su emisión, prevista para este domingo.
Las declaraciones de Snowden, realizadas desde Rusia, donde se encuentra asilado, vienen a confirmar el artículo del diario 'The New York Times' en el que se revelaba esta semana pasada que la NSA había conseguido instalar programas espía en unos 100.000 ordenadores de todo el mundo empleando incluso nuevas tecnologías que permitirían realizar espionaje industrial incluso en ordenadores no conectados a Internet.
Este programa, conocido con el nombre en clave Quantum, estaba en marcha desde 2008 se basaba en la instalación de circuitos y tarjetas USB en los equipos espiados y que emitían los datos recopilados a través de radio.
Además, Snowden ha asegurado en su entrevista a la ARD que ya no tiene en su poder ninguno de los documentos que sustrajo de la NSA y que éstos están ya en poder de los periodistas que ha elegido para su difusión. En ese sentido, ha asegurado que no tiene ya ningún control sobre su posible publicación.
La divulgación gracias a Snowden del programa de espionaje masivo e indiscriminado de la NSA ha causado especial preocupación en Alemania, especialmente debido al pasado de abusos de organismos como la Gestapo nazi o la Stasi de la Alemania comunista. Además, se ha sabido que incluso el teléfono móvil de la canciller, Angela Merkel, estaba siendo espiado.