Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange invertirá 21,4 millones de euros este verano para reforzar su red móvil en zonas turísticas

La operadora de telecomunicaciones Orange invertirá este verano un total de 21,4 millones de euros para dar respuesta al mayor incremento de tráfico que se producirá en estas fechas en las localidades turísticas, en un año en el que además se suma la nueva normativa de la Unión Europea sobre roaming que elimina los cargos por itinerancia móvil.
En comunicado, la compañía remarca que el fin del roaming obliga a los operadores de telefonía móvil a hacer planes adicionales de refuerzo por el incremento del tráfico que esto puede suponer, especialmente en países como España, que es uno de los más importantes receptores de turistas durante todo el año y especialmente en la época estival.
Orange ha detectado que el crecimiento de tráfico en su red con respecto alcanza ya el 80%, a lo que hay que sumar habitualmente en verano el derivado del crecimiento previsto de turistas extranjeros, que este año se espera sea del 10%. Además, debido a la nueva normativa, los turistas que el año pasado utilizaban datos podrían ahora hasta duplicar su uso y muchos otros que no lo hacían, podrían comenzar a hacerlo.
"Teniendo todo esto en cuenta, los visitantes extranjeros podrían incrementar su perfil de uso este verano hasta en un 132% y el tráfico de roaming en los destinos turísticos se podría multiplicar por cuatro comparado con el del año pasado (estimación agosto 2017 frente a agosto 2016)", incide la operadora.
En este contexto, Orange está desarrollando este año un plan para intensificar su despliegue 4G en municipios con perfil vacacional de hasta 2.000 habitantes, valorado en unos 9,8 millones de euros. Para ello, ha desplegado 246 nuevas estaciones 4G.
Además, para garantizar la capacidad de su red, está ejecutando un plan de ampliaciones de sus infraestructuras de cuarta generación ya instaladas en años anteriores. Este plan afectará a otras 222 estaciones de su red, con el fin de garantizar los niveles óptimos de servicio habituales en poblaciones consideradas como objetivo turístico.
Asimismo, teniendo en cuenta el incremento excepcional de tráfico que se puede producir por la nueva normativa sobre roaming, Orange está desarrollando un proyecto valorado en 11,6 millones de euros, para redimensionar su red, con el fin de dar respuesta a esta demanda adicional.
Dicho plan contempla la asignación de más canales de tráfico donde los clientes lo requieren para absorber estos incrementos de tráfico y asegurar el mantenimiento de la calidad del servicio.