Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así funciona el nuevo mando para teles de Samsung que permite controlar cualquier otro dispositivo conectado

Con la proliferación de servicios y dispositivos conectados de los últimos años, no es nada extraño tener la mesa del salón plagada de mandos. El de la televisión, el del decodificador del operador, lo de consolas como PS4 o Xbox One... Por eso el nuevo mando a distancia de Samsung es tan bien recibido: controla cualquier dispositivo conectado al televisor.
El nuevo mando, presentado en el CES de Las Vegas y con una fuerte presencia en el Samsung Forum celebrado la semana pasada, acompañará a los televisores inteligentes de Samsung a partir del modelo 6.500 y funciona por Bluetooth.
Su diseño se aleja un poco del mando de tele tradicional y se acerca más al de dispositivos de entretenimiento conectados para el hogar. Prescinde de números y en su lugar encontramos una cruceta, un menú contextual (que tendrá distintos usos dependiendo del servicio) y botones varios como play/pause, menú home, atrás, etc.
Cuando el usuario conecte cualquier dispositivo a uno de los puertos HDMI de la Smart TV de Samsung, esta lo reconocerá y preguntará automáticamente al usuario si a partir de ahora quiere controlarlo también con el mando. Después de aceptar, ya no tendrá que cambiar de mando cuando cambie la fuente HDMI.
Es decir, si el usuario está acostumbrado a ver Netflix en la 'app' de la tele, pero suele alquilar películas en iTunes, usa Total Channel en PS4 o suele utilizar el reproductor de Blu-ray de Xbox One, ya no necesitará cambiar de mando cuando cambie de dispositivo.
Por el momento, todos los dispositivos más populares para utilizar 'apps' de entretenimiento en el salón ya son compatibles, incluyendo los decodificadores de los principales operadores, consolas o el dispositivo Apple TV. Además, aparecen en la fuente HDMI de Samsung con su nombre y un icono, por lo que identificarlos es instantáneo y el usuario no tiene que recordar dónde está enchufado cada uno.
De forma paralela a este nuevo mando, Samsung también ha presentado este año una nueva interfaz de usuario que sigue la línea de la del año pasado (un menú en la parte inferior de la pantalla, que se superpone a lo que se esté reproduciendo en ese momento, sin "romper" la experiencia). La novedad está en que la información se muestra de forma y clara y además ofrece accesos directos a los contenidos. Ya no es necesario ni siquiera abrir la aplicación.
Cuando el usario se vaya moviendo por las distintas aplicaciones en este menú flotante, podrá ver accesos directos a los contenidos destacados. De esta forma, podrá abrir una serie en Netflix o reproducir un vídeo de YouTube concreto directamente desde el menú.