Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica prevé dar cobertura 4G a casi el 50% de la población antes de fin de año

Telefónica espera dar cobertura 4G a casi el 50 por ciento de la población española, o a unos 20 millones de ciudadanos, antes de fin de año, al implantar este servicio en 63 municipios ubicados en 19 provincias, según anunció el presidente de la división de la compañía en España, Luis Miguel Gilpérez, en una rueda de prensa.
La operadora hará coincidir el esfuerzo en el despliegue de esta red con el inicio de sus servicios de 4G a partir de este viernes, y convertirá precisamente este avance tecnológico en uno de sus ejes estratégicos en España, junto a la implantación de la fibra óptica y las ofertas de Movistar Fusión.
El 4G de Telefónica vendrá "por dos vías", que son las del acuerdo con Yoigo y la de la construcción de la propia red. La compañía "no se quiere quedar atrás" y ya despliega la cuarta generación junto a Alcatel-Lucent y Ericsson. Antes de fin de año, prevé fijar 2.200 nodos para dar cobertura a los 63 municipios.
El directivo aseguró además que Telefónica está "esperando con ansiedad" a que el Gobierno libere la frecuencia de 800 Mhz, que será "más útil" en el esfuerzo de la compañía de "atender el servicio en mejores condiciones de cobertura y calidad".
En cuanto al despliegue de la fibra óptica, recordó que la compañía ha invertido 627 millones en esta actividad en el primer semestre y que, tras acumular ya una cartera de 431.000 clientes con esta modalidad, espera llevar la nueva infraestructura a 3,8 millones de hogares antes de que concluya el año.
Aparte del esfuerzo físico del despliegue, Gilpérez dijo que Telefónica es "de los pocos operadores que se llevan bien con todos" y que esta circunstancia también opera a favor de la implantación de la fibra, como demuestra el acuerdo para los accesos verticales.
ESPAÑA, MENOS CARA EN BANDA ANCHA
Además, discrepó de los estudios publicados recientemente acerca de que España es de los países de Europa más caros en banda ancha. Los estudios, dijo, son de 2011 y no recogen "el movimiento de precios desde ese momento". "Os garantizo que estamos en los niveles más bajos de Europa", aseguró.
Por otro lado, no quiso valorar el debate en la UE acerca de la eliminación del roaming en dos años, ya que "no hay una decisión definitiva" y aún es necesario conocer "las contraprestaciones y la dimensión de las medidas".
El roaming, recordó, tiene "dos tipos de efectos", que son el cobro a los operadores por los clientes que llegan a España y, en segundo lugar, el pago por los que están fuera. "España es un país receptor de turistas y tenemos balanza positiva", señaló Gilpérez, sin ofrecer cifras.