Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva prótesis biónica de mano de Unai fabricada con una impresora 3D

Se llama Unai Blanco y ya tiene su nueva prótesis de brazo. Fue fabricada por un grupo de estudiantes de FP, de Rentería, con ayuda de un profesor y de una impresora 3D. El niño de Arteixo la vio en televisión, pero era en EEUU. Sin embargo, gracias a la red de filantropía internacional Enabling the Future, con base en Estados Unidos, los moldes están en la red al alcance de todos. Solo hicieron falta algunas modificaciones para adaptarla a las medidas del niño.  Ahora Unai aprende a controlarla y disfruta de su prótesis biónica. Una prótesis que habitualmente cuesta hasta 6.000 euros, pero esta en 3D vale, unos 10 euros ...  y a Unai le ha salido gratis por formar parte de un proyecto solidario.