Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yahoo rechaza el desafío para forzar su venta a Microsoft

Imagen del multimillonario Carl Icahn.telecinco.es
El presidente del consejo de administración de Yahoo, Roy Bostock, ha rechazado el desafío del inversor multimillonario estadounidense Carl Icahn, que quiere que la compañía reabra negociaciones con Microsoft y forzar así la venta del portal de internet al gigante informático.
Bostock envió una carta al multimillonario Icahn en respuesta a otra que éste le había remitido y en la que amenazaba con iniciar una lucha por la delegación del voto para tomar el control del consejo de administración de Yahoo, de cara a reemplazarlo con consejeros favorables a una negociación con Microsoft.
Icahn, que en los últimos días ha adquirido 59 millones de acciones de Yahoo (un 4,3 por ciento), ha elaborado una lista alternativa de diez posibles consejeros del portal, entre los que se encuentran, además de él mismo, el dueño del equipo de baloncesto de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, y el ex ejecutivo de Hollywood Frank Biondi.
La reelección de esos cargos en Yahoo está prevista para el próximo 3 de julio, cuando la compañía celebrará su junta anual.
Bostock rechazó la lista alternativa de Icahn porque, según dijo, no cree que sea en el mejor interés de los accionistas de Yahoo permitir al multimillonario y a su "grupo de nominados a dedo tomar control de Yahoo con el propósito expreso de forzar una venta" del portal a una compañía que ha dicho públicamente que ya no está interesada en comprarlo.
El presidente del consejo de administración de Yahoo recordó a Icahn que actualmente "no hay ninguna oferta de adquisición sobre la mesa" ni de Microsoft ni de ninguna otra compañía y reiteró que siguen dispuestos a estudiar cualquier oferta si ofrece a los accionistas un precio justo por sus títulos.