Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio neto de Indra alcanza los 31 millones de euros en el primer trimestre de 2014

La consultora Indra ha presentado sus primeras cifras de negocio para lo que va de 2014. Durante estos tres primeros meses, el beneficio neto de la multinacional alcanzan los 31 millones de euros, las ventas se sitúan en 728 millones de euros y la caída en el mercado español se compensa con el fuerte crecimiento de otras zonas geográficas como Oriente Medio, Asia y Latinoamerica.
Las ventas se sitúan así en un nivel muy similar al del mismo período del año anterior, si bien a tipos de cambio constantes crece un 6 por ciento. El comportamiento de la consultora por áreas geográficas también ha sido muy positivo, a excepción del mercado español, donde las ventas caen un 10 por ciento, situando en el 39 por ciento el peso que tiene España en las ventas totales de la compañía.
Asia, Oriente Medio y África han crecido un 28 por ciento apoyadas en proyectos relevantes de Oriente Medio y Sudeste Asiático; Latinoamérica ha aumentado un 4 por ciento; y Europa y Norteamérica, 1 por ciento.
Tendiendo en cuenta los mercados verticales, administraciones públicas y sanidad han crecido un 29 por ciento, servicios financieros un 10 por ciento, transporte y tráfico un 4 por ciento, seguridad y defensa un 1 por ciento, energía e industria ha descendido un 4 por ciento y telecomunicaciones y media han bajado un 6 por ciento, afectados por la evolución del mercado español principalmente.
De esta forma, el resultado atribuible ha ascendido hasta los 31 millones de euros, lo que supone un aumento de 18 por ciento en comparativa con el mismo período de 2013.
La contratación en Indra ha aumentado un 44 por ciento durante los tres primeros meses de 2014 alcanzando 1.046 millones euros. La cartera de pedidos asciende a 3.704 millones de euros y representa 1,27 veces las ventas de los últimos 12 meses.
El margen EBIT recurrente se ha situado en el 7,7 por ciento. El plan de adecuación y mejora de la eficiencia de los recursos ha supuesto unos costes extraordinarios de 5 millones de euros.
El capital circulante neto a final del trimestre equivale a 103 días de ventas equivalentes. Las inversiones evolucionan según lo previsto por Indra, lo que ha permitido seguir generando 'cash flow' libre, que se ha situado en este trimestre en 21 millones de euros, frente a los 18 millones del mismo período del año anterior.
La actividad de Indra durante el primer trimestre ha seguido las estimaciones de la consultoría, por lo que la compañía confía en que sus actividades a lo largo del ejercicio actual se desarrollen de acuerdo con lo previsto, alcanzando el objetivo de generar un 'cash flow' libre superior a 100 millones de euros en 2014.