Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete consejos para reducir el uso de datos en tu móvil

Un hombre usando su teléfono móviltelecinco.es

El cada vez mayor uso que hacemos de los smartphones propicia que muchas veces lleguemos al final del periodo mensual de nuestra factura de móvil sin datos. Además, existen más apps que consumen un mayor número megas y que propician que terminemos sin poder navegar a la velocidad máxima hasta que estos se recarguen. Por ello, hay que conocer cuantos más consejos para poder ahorrar el máximo de datos posibles.

Debido a eso es importante conocer una serie de trucos que nos ayudaran a no gastar nuestra tarifa de datos y, por ende, a poder navegar a la máxima velocidad sin tener que añadir algún bono que implicaría una subida en nuestra tarifa del teléfono móvil.
SIEMPRE QUE PUEDAS, USA EL WIFI
Aunque parezca un consejo inútil, si siempre que estemos en un sitio donde podamos hacer uso del WiFi, lo utilizamos, conseguiremos un ahorro importante en los megas de nuestra tarifa. Por ejemplo, en bares, cafeterías o restaurantes, en casas de amigos, en el trabajo o en la escuela… Son lugares en los que siempre va a haber una red disponible y simplemente tendremos que preguntar la contraseña para poder conectarnos a ella.
APRENDE A DESACTIVAR LOS DATOS DE TU MÓVIL
Otra clave que parece sencilla pero que también tiene importancia. Cuando estemos conectados a una red WiFi es fundamental desconectar los datos debido a que en un momento determinado se puede ir momentáneamente la conexión inalámbrica por lo que el teléfono empezaría a tirar de datos. En el peor de los casos, en el que más datos gastaríamos, sería el de estar viendo algo en streaming (que consume una gran cantidad de megas) y que durante unos segundos o minutos no funcionase el WiFi, por lo que si tenemos desconectados los datos es posible que ni nos demos cuenta debido a que ya habrá una parte del vídeo cargada.
OJO CON LAS APLICACIONES GRATUITAS
Muchas de estas aplicaciones gratuitas van acompañadas de publicidad, y lo que a primera vista sólo parece un poco molesto mientras hacemos uso de la app, también incluye un uso adicional de datos debido a los banners o vídeos que se tienen que cargar cada cierto tiempo durante el uso de la aplicación.
LLEVA LA CUENTA DE LOS DATOS QUE LLEVAS CONSUMIDOS EN EL MES
Independientemente de la tarifa de datos que tengamos contratada es importante revisar frecuentemente la cantidad de megas que llevamos gastados durante el mes. Así podremos saber si podemos hacer uso de ciertas aplicaciones o ver vídeos sin necesidad de conectarnos al WiFi; o, por el contrario, hacer un uso menor de ese tipo de aplicaciones si la cantidad de megas que nos quedan empieza a ser ínfima.
CUIDADO CON LOS CONTENIDOS EN STREAMING
Los vídeos en emisión en directo, las emisoras de radio online o la música online, conocidos todos ellos como streaming, son un contenido muy jugoso para acceder desde nuestros terminales móviles. A pesar de ello hay que ser consciente de la cantidad ingente de datos que se gastan cuando accedemos a ellos. Por ello sería recomendable racionalizar su uso y, preferiblemente, utilizarlos cuando estemos conectados a una red WiFi.
AHORRA EN EL USO DE NAVEGADORES
Dos de los navegadores más famosos, Opera y Google Chrome, te dan la posibilidad de navegar a alta velocidad mientras ahorras datos. Por ejemplo, Opera tiene una app llamada Opera Max que te permite gestionar las app que consumen datos, por lo que puede ayudar a reducir el consumo de estos.
DESACTIVA LA DESCARGA AUTOMATICA CUANDO ESTES USANDO DATOS
En app como WhatsApp o Telegram es muy común estar en algún grupo donde continuamente se envían fotos o vídeos. Por eso hay que tener siempre activada la descarga de imágenes y de vídeos automática únicamente cuando se esté conectado a una red WiFi para que los archivos no se descarguen automáticamente y hagan un uso excesivo de los datos. Además, cuando no estemos conectados al WiFi podremos seguir descargando los archivos que creamos importantes.