Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La construcción más antigua del mundo fue obra de los neandertales, según un estudio

Los neandertales construyeron uno de los edificios más antiguos del mundo --176.000 años de edad-- con paredes semicirculares de estalagmitas. Esta 'obra' se encuentra en las entrañas de una cueva en el suroeste de Francia.
Las paredes son actualmente la mejor evidencia de que los neandertales construyeron estructuras importantes y se aventuraron profundamente en las cuevas, pero los investigadores no saben muy bien los motivos de esta habilidad.
"La gran cuestión es por qué lo hicieron", ha apuntado Jean-Jacques Hublin, paleoantropólogo en el Instituto Max Planck de Antropología. A su juicio, se podrían plantear interpretaciones religiosas, rituales o simbólicas. Sin embargo, no hay posibilidad de probarlo.
Espeleólogos descubrieron las primeras estructuras en la cueva de Bruniquel a principios de 1990. Están situadas a alrededor de 300 metros de la entrada de la cueva, a través de un pasadizo estrecho que en algún punto requiere arrastrarse a cuatro patas.
Los arqueólogos encontraron huesos quemados de un herbívoro o un oso de las carvenas en las próximidades pero no pudieron detectar carbono radiactivo en ellos, una señal de que el hueso era mayor de 50.000 años, el límite de la datación por carbono. Cuando el arqueólogo que dirigía la excavación murió en 1999, el trabajo se detuvo.
Hace unos pocos años, Sophie Verheyden, palaeoclimatóloga en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas y aficionada a la espelología, sintió curiosidad por la cueva. Así, reunió un equipo de arqueólogos, geocronólogos y otros expertos para echar un vistazo más de cerca a las estructuras misteriosas.
En un trabajo, que ha sido publicado en 'Nature', se determina la existencia de seis estructuras formadas por alrededor de 400 estalagmitas rotas, dispuestas en semi-círculos de hasta 6,7 metros de ancho. Los investigadores creen que se apilaron para formar paredes rudimentarias.
Todo tiene signos de quemaduras, lo que sugiere que el fuego fue realizado en las paredes. Analizando la calcita acumulada en las estructuras de estalagmitas y sobre los muñones de donde fueron desgajadas, el equipo determinó que fueron levantados hace 174.400 a 178.600 años.
"Es obvio cuando lo ves que no es natural", ha indicado el codirector del trabajo, Dominique Genty. Su equipo no encontró ninguna señal de que osos de las cavernas hibernaran cerca de las estructuras, y así pudieran haber roto ellos mismos las estalagmitas. Además, los investigadores no han encontrado hasta el momento restos de los primeros seres humanos, herramientas de piedra o demás signos de ocupación. Creen que los neandertales que hicieron las estructuras debido a que no se conocen otros homínidos en Europa occidental en ese momento.