Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una fiscal de Valencia: "Los menores de 14 no deberían llevar 'smartphones'"

Gema García, fiscal delegada de Menores para la Comunitat Valencia, ha manifestado este martes que "no se debería permitir que los menores de 14 años dispusieran de un teléfono con conexión a Internet", es decir, un 'smartphone', para, de esta forma, evitar que puedan ser víctimas de delitos o llegar a ser los autores de los mismos.
"Los 14 años es la edad de responsabilidad penal", ha recordado la fiscal, para añadir que si los jóvenes van a disponer del 'smartphone' a esa edad "al menos, que les podamos exigir una responsabilidad por lo que hagan". García se ha expresado así durante la conferencia sobre "Menores y nuevas tecnologías" que ha pronunciado en los cursos de verano que la Universidad Católica de Valencia (UCV) "San Vicente Mártir" celebra en Santander.
La fiscal ha alertado sobre el hecho de que niños de 10 años usan 'smartphones' sin que los padres les ofrezcan la "formación necesaria para el conocimiento de los límites".
"Todos los días", ha señalado la fiscal coordinadora de menores, llegan asuntos al área de menores de la Comunitat Valenciana referidos a casos de 'sexting' (envío de contenidos eróticos a través de móviles) o 'grooming' (estrategias que realiza un adulto a través de Internet para ganarse la confianza de los niños para obtener una satisfacción sexual).
Asimismo, ha apuntado que el acoso escolar también ha pasado a las nuevas tecnologías, como "el 'ciberbullying', que implica delitos como injurias, amenazas o derecho contra la intimidad o la integridad personal a través de las redes sociales, ha añadido Gema García.
La fiscal delegada de menores ha lamentado de "falta formación en la juventud" y ha apostado por una mayor "regulación legal", así como que los padres tomen "conciencia para el establecimiento de un sistema de garantías, límites y control en el propio domicilio" en las conexiones a Internet, tanto desde ordenadores como desde dispositivos móviles.
Gema García ha incidido, a su vez, en la prevención y, de forma especial, "a la hora de que los menores cuenten con determinadas herramientas". Por este motivo, ha señalado que "no se debería permitir que un menor de 14 años tuviera un teléfono que le permite hacer fotografías, enviarlas por la red o con acceso sin límites a través del sistema de mensajería gratuita".
Además, ha puntualizado al respecto, "muchos padres les dan una tarifa plana, no saben siquiera el consumo que realiza su hijo y no pueden controlarlo".
Gema García ha reconocido que, posteriormente, "los padres se sorprenden porque se cita a su hijo como denunciado y se enteran de que ha estado haciendo determinadas cosas a través de un teléfono móvil o a través de un ordenador".
"INTERNET EDUCA A NUESTROS HIJOS"
Al respecto, ha manifestado que "cuando le damos a un niño una herramienta, la utiliza y aprende con una facilidad pasmosa". La fiscal ha subrayado que pese a saber manejar las nuevas tecnologías "un niño no puede aprender solo, debe aprender con un adulto y estamos dejando que Internet eduque a nuestros hijos".
En este sentido, se ha referido a la "contradicción" que supone que los menores de 18 años tengan "límites en todo lo referido al tabaco, el alcohol o el acceso a determinados espectáculos" y, en cambio, "les damos un teléfono" con el que tiene acceso a todo ello.
Gema García también ha aludido a la necesidad de que los menores "tomen conciencia y sean precavidos en el uso de las contraseñas, ya que puede producirse un uso indebido" para cometer actos de acoso o fraudes.
Asimismo, la jurista ha animado a denunciar la comisión de delitos cometidos a través del uso de las nuevas tecnologías y "que no dé vergüenza" hacerlo. "A muchos niños les da vergüenza reconocer que han sido víctimas de fraude, de acoso o de ser víctimas de insultos o amenazas", ha expresado.
Igualmente, ha abogado por regular los cibercafés, dado que "es muy difícil" en estos establecimientos, "la determinación del autor, así como también es un problema las redes wifi abiertas a las que cualquiera tiene acceso".