Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya no hay foto que se escape

Todo móvil que sale al mercado actualmente tiene incorporada una cámara. Hasta ahora las fotos no tenían la calidad suficiente como para ampliarlas o imprimirlas, por ejemplo, para hacer una exposición. Pero cuando se trata de tecnología, los avances llegan rápidamente. 
Samsung ha presentado su nuevo terminal Memoir, con cámara de 8 megapíxeles (y táctil, no podía ser de otra manera), móvil que sólo estará disponible en el mercado estadounidense. Su equivalente en nuestro país es el Pixon, con la misma resolución e igual de táctil que el Memoir.
"La tecnología que utiliza Samsung en sus móviles es la misma que la de las cámaras, por lo que la calidad que proporciona es muy alta. Funciones como el balance de blancos o el estabilizador de imagen funcionan igual que en las cámaras" por lo que las fotos hechas con el móvil ya pueden asemejarse a las realizadas con una digital compacta, explican desde el departamento de comunicación de Samsung.
Para la presentación, la compañía ha contado con la modelo Helena Christensen, también fotógrafa ocasional gracias a las nuevas tecnologías. "Los móviles se han convertido en una extensión de nuestros brazos", contaba Christensen mientras explicaba su experiencia con el nuevo terminal, con el que ha hecho varias fotos que se han expuesto durante la presentación.
La modelo resaltaba las ventajas que tienen estos nuevos móviles-cámara "Es fantástico, especialmente para fotógrafos perezosos como yo que no siempre llevamos la cámara con nosotros. Ahora tengo mi teléfono y una cámara de gran calidad en mis manos".
Además, los móviles incorporan aplicaciones como el editor de imágenes o la posibilidad de volcar las fotos directamente en Flickr u otras redes sociales sin necesidad de pasarlas por el ordenador.