Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los gases de efecto invernadero de actividades humanas son el principal motor del cambio climático, según expertos

31 sociedades científicas envían una carta al Congreso de Estados Unidos para pedir que trabajen conjuntamente en la búsqueda de soluciones
En una carta de consenso a los políticos de Estados Unidos, una agrupación de 31 sociedades científicas independientes reafirman la realidad del cambio climático causado por el hombre, señalando que las emisiones de gases de efecto invernadero "se deben reducir sustancialmente" para minimizar los impactos negativos sobre la economía global, los recursos naturales y la salud humana.
"Las observaciones de todo el mundo ponen de manifiesto que el cambio climático está ocurriendo y la investigación científica rigurosa concluye que los gases de efecto invernadero emitidos por las actividades humanas son el principal motor", afirma la colaboración en su carta enviada este martes a los miembros del Congreso estadounidense. "Esta conclusión se basa en varias líneas independientes de evidencia y la gran masa de ciencia revisada por pares", añaden.
Los impactos del cambio climático en Estados Unidos ya han incluido amenazas de fenómenos meteorológicos extremos, el aumento del nivel del mar, la escasez de agua, olas de calor, incendios forestales e incremento de las alteraciones en los ecosistemas y animales, según este grupo de investigadores. "La gravedad de los efectos del cambio climático está aumentando y se espera que crezca considerablemente en las próximas décadas", apuntan en la carta.
Además, estos expertos citan el consenso científico de la gran mayoría de los investigadores del clima individuales y prácticamente cada organización científica líder en el mundo, incluyendo el Programa de Investigación del Cambio Global de Estados Unidos, la Academia Nacional de Estados Unidos, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), la Sociedad Americana de Química, la Unión Americana de Geofísica, la Sociedad Americana de Meteorología, la Asociación Americana de Estadísticas, la Sociedad Ecológica de América y la Sociedad Geológica de América.
REDUCIR LAS EMISIONES Y ADAPTARSE A LOS CAMBIOS
"Para reducir el riesgo de los efectos más graves del cambio climático, las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse sustancialmente", insisten estos especialistas, añadiendo que la adaptación también es necesaria "eliminando las consecuencias inevitables para la salud humana y la seguridad, la seguridad alimentaria, la disponibilidad de agua y la seguridad nacional, entre otras".
La carta, que representa a una amplia gama de disciplinas científicas, reafirmó los mensajes clave sobre el cambio climático lanzados en 2009 en un documento firmado por 18 organizaciones científicas líderes. Ahora, un consorcio mayor de 31 organizaciones científicas reafirma el consenso científico sobre el cambio climático y proporciona información objetiva y fidedigna a los responsables políticos para que trabajen en busca de soluciones.
"El cambio climático es real y ocurre ahora, y Estados Unidos necesita con urgencia reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", afirma el director ejecutivo de AAAS, Rush Holt, también editor ejecutivo del grupo de revistas 'Science'. "No hay que retrasar, ignorar la evidencia o tener miedo del desafío. Estados Unidos ha proporcionado un liderazgo global para hacer frente con éxito a muchos problemas ambientales, desde la lluvia ácida al agujero de ozono, y podemos hacerlo de nuevo. Se lo debemos como mínimo a las generaciones futuras", añade.
"El cambio climático tiene implicaciones de largo alcance a todo el mundo en nuestro planeta, ya que está estrechamente relacionado con la seguridad nacional, la economía, la salud humana y la seguridad alimentaria. Existe un consenso en la comunidad científica sobre que el clima está cambiando. Ahora necesitamos que los políticos actuén invirtiendo en investigación para comprender los efectos del cambio climático y las oportunidades para mitigar sus impulstores y adaptarse a sus impactos", afirma Jonathan White, presidente y CEO de 'Consortium for Ocean Leadership'.
A ello, el presidente de la Sociedad de Ciencias del Suelo de América, Harold van Es, añade que el cambio climático plantea retos importantes para los ecosistemas naturales y gestionados. "Ahora es el momento para que los científicos y los políticos trabajen juntos para abordar el tema del cambio climático con el fin de proteger la productividad agrícola, la seguridad alimentaria mundial y los recursos ambientales", propone.
La presidenta de la Sociedad Americana de Ecología, Mónica G. Turner, reclama urgentemente soluciones integrales que se basen en la comprensión de los sistemas ecológicos --tierras, aguas, océanos y atmósfera--. En este sentido, la presidenta de la Asociación Americana de Estadística, Jessica Utts, señala que los estadísticos son expertos en la toma de decisiones cuando hay detalles que no están claros, por ejemplo, cómo se manifestará el cambio climático en regiones geográficas específicas dentro de la próxima década y más allá.
EL CAMBIO CLIMÁTICO FUTURO, INEVITABLE
"Los estudios geológicos han demostrado que el clima ha cambiado varias veces en el pasado y que el futuro cambio climático es inevitable. Entender los complejos procesos que intervienen en el cambio climático es necesario para la adaptación y la mitigación", subraya el profesor Jonathan G. Price, presidente de la Sociedad Geológica de América. "La realidad del cambio climático ya está aquí, y está afectando no sólo nuestras vidas, sino la de toda la vida en la tierra", advierte el doctor Robin L. Chazdon, director ejecutivo de la Asociación de Biología Tropical y Conservación.
En todo caso, apuestan por investigar el nivel de consecuencias del cambio climático, como señala la presidenta de 'Society of Systematic Biologists', Anne D. Yoder: "No queda claro el grado en que el cambio climático causará estragos ambientales, sociales y económicos. Las estimaciones van desde graves a catastróficas". Y resaltan el consenso existente en la comunidad científica como un arma para mitigar esos efectos.
"El consenso sobre este asunto es evidente en la diversidad de organizaciones que han firmado esta carta. La ciencia puede ser una herramienta poderosa en nuestros esfuerzos por mitigar y adaptarnos a los impactos del cambio climático y estamos dispuestos a trabajar con los legisladores, tratar y discutir diversas opciones de acción", dice Christine McEntee, directora ejecutiva/CEO de la 'American Geophysical Union'.
"El clima influye en donde viven las plantas y los animales. El rápido cambio climático obligará a las especies de encontrar un nuevo hábitat en condiciones hospitalarias, pero muchas especies no podrán y se extinguirán. Esto no es bueno. Se interrumpen nuestros ecosistemas, que son la fuente de nuestra comida, y el aire limpio y el agua", advierte Robert Gropp, codirector ejecutivo interino del Instituto Americano de Ciencias Biológicas.