Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez sentencia que el iPod no causa sordera

Un tribunal estadounidense ha absuelto a Apple de ser responsable de la pérdida de audición de un usuario de su reproductor de música iPod.
El juez confirmó una sentencia de 2008, aludiendo simplemente a que el demandante no puede demostrar que la pérdida de audición se deba al uso del iPod.
También señaló que todos los gadgets de la compañía de la manzana advierten de esta posibilidad.
Sin embargo, el demandante aludió que el iPod es un aparato defectuoso, ya que los usuarios pueden escucharlo a un nivel peligrosos de 115 decibelios.
En este sentido, el juez recuerda que no se ha producido un fallo en el aparato, sino que se trata del uso que cada uno realice del mismo.
Apple ha vendido más de 220 millones de iPods desde su lanzamiento en 2001.
La Unión Europea, preocupada por los efectos nocivos que puede tener una audición prolongada a través de auriculares, prepara una propuesta para que este tipo de lectores de mp3 limiten sus emisiones a 80 decibelios aunque podría desbloquearse por parte el propietario y bajo su responsabilidad.