Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un millón de dólares a quien delate a los 'piratas'

Todo por acabar con la piratería. La Software and Information Industry Association (SIIA), principal asociación comercial para la industria de 'software' y contenidos digitales en EEUU, ha organizado un programa de recompensas para los que delaten a empresas o particulares que usen contenidos o programas sin pagar el 'copyright'.
La asociación ofrece recompensar los 'chivatazos' con hasta un millón de dólares.
Los contenidos denunciables pueden ser textos o noticias propiedad de medios de comunicación que se reproducen sin licencia, películas, libros o cualquier otro contenido multimedia -que normalmente suelen ser pirateados por particulares- además de 'software' -que suele afectar más a las empresas-.
Este programa de recompensas se une al ya propuesto desde hace tiempo por la Business Software Alliance (BSA) que también ofrece recompensas por valor de hasta un millón de dólares por denuncias que afecten al sector -en el caso de la BSA el millón de recompensa se obtiene si el acusado es multado con 15 millones de dólares- y admiten denuncias hechas desde España.
 Piratería corporativa
 La SIIA persigue los casos de piratería de 'software' y de contenido que tienen lugar dentro de una organización. Esto se produce cuando el software se ha instalado o el contenido está siendo copiado y/o distribuido por una organización sin la licencia apropiada del editor.
Por lo general, la fuente suele ser un empleado de la compañía u otra persona con conocimiento de primera mano sobre el uso indebido de 'software' o contenido.
Para asegurarse de que se recibe la información fiable, que no revelan la identidad de los autores de los informes. Después de ser contactados por la fuente comienza un seguimiento y se le pide que conteste a una serie de preguntas detalladas acerca de la organización de la cual informó.
Número de ordenadores, empleados de la organización, 'software' pirateado, instalación en ordenadores, número de programas sin licencia, si la gerencia está enterada de estas políticas, cuánto tiempo llevan así o cuál era o es el puesto de la fuente dentro de la empresa.
Después de recopilar toda la información el ente examina el informe y las respuestas a las preguntas de seguimiento así como el uso de otras técnicas de investigación para corroborar la información obtenida y determinar si se debe perseguir o no el caso en particular.
Denuncias de contenidos en Internet 
 Entre los miembros de la SIIA se incluye una gran variedad de negocios: editores de software, educadores, editores de libros, revistas, periódicos o medios online.
De acuerdo con los datos de este organismo, las empresas siguen perdiendo cientos de miles de millones de dólares al año provocados por la piratería en Internet.
Para proteger a sus miembros la SIIA emplea una estrategia global que combate activamente la piratería en Internet de obras protegidas las empresas miembros.
Para la SIIA la piratería de 'software' no tiene fronteras geográficas, por tanto, se monitorea Internet en varios idiomas con el fin de proteger a las empresas de la piratería llevada a cabo en una amplia gama de protocolos, incluidos sitios web, sitios de subastas, de anuncios clasificados, redes P2P, Torrent y sitios FTP, 'sharehosting' y otras formas de distribución electrónica en Internet.
El personal de la SIIA hace un seguimiento de estos protocolos utilizando medios manuales y automatizados, y una "gran variedad de criterio"s, incluyendo el tamaño del archivo, nombres o su ubicación contextual para así generar una lista de posibles sitios piratas.
En los casos de piratería "más atroces" la SIIA comienza un litigio civil contra los responsables y las organizaciones.
Por ejemplo, en los sitios de subastas, la SIIA identifica a los vendedores de software pirateado en sitios de subastas (eBay, Amazon o iOffer) y luego los demanda ante un tribunal federal exigiendo que cesen en sus actividades ilícitas además de pagar una alta multa monetaria.