Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El negocio de Adobe con la versión gratuita del Photoshop

Adobe abre el mundo del Photoshop a todo el que quiera. La compañía estadounidense de software anunció hace unos días el lanzamiento de una versión gratuita disponible en la Red de su conocido programa de retoque fotográfico. Sin embargo, no todo son ventajas. El nuevo servicio despoja a los usuarios de cualquier derecho sobre sus fotografías personales.
"Photoshop es una tecnología reconocida que ha cambiado el horizonte visual de nuestro mundo. Ahora, Photoshop Express permite que cualquiera que saque fotos digitales pueda lograr fácilmente los resultados de alto impacto por los que se conoce a Adobe", explicaba el vicepresidente de Soluciones Hospedadas y de Consumidor de Adobe, Doug Mack.
A diferencia del tradicional Photoshop que estaba destinado casi en exclusiva para los profesionales, con el nuevo servicio se pretende acceder a un mercado mucho más mayoritario. Estos nuevos usuarios deberán olvidarse de cualquiera de sus derechos sobre sus propias fotografías.
Normalmente, los servicios online, tales como MSN o Flickr, suelen reservarse el derecho de uso del material publicado por sus usuarios. Para ello, los internautas deben firmar un acuerdo específico. Sin embargo, Adobe va mucho más allá. En una de las cláusulas del contrato se despoja al usuario de todos los derechos de propiedad sobre las imágenes que manipule y publique en la base de datos de Photoshop.
Mediante este contrato se otorga a la compañía el derecho a vender y publicar los contenidos elaborados por los usuarios.
Según escribe un empleado de Adobe en su blog, esta polémica podría solucionarse a corto plazo. Al parecer, la empresa está revisando el texto y podría eliminar los elementos abusivos del contrato.