Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un policía, ladrón de videojuegos

Una de las imágenes captada por las cámaras de seguridad.telecinco.es
Un guarda de seguridad de la tienda vio al agente y lo denunció a la policía. Cokell fue arrestado y acusado de robo. Pese a que se declaró inocente y negó los cargos, la Corte de Frome (Somerset) le ha declarado culpable tras ver las grabaciones de las cámaras de vigilancia de la tienda.
Cokell aseguró ante los jueces que sólo estaba mirando los juegos para informarse y poder "informar a los jóvenes" sobre su contenido. Además, contó que se dirigió a la parte trasera de la tienda para abrocharse bien los pantalones, no para robarlos.
Durante el juicio, el Juez David Parsons argumentó que, según las pruebas de vídeo, los "juegos realmente abandonaron la tienda", hecho que no podía negarse. El próximo 27 de noviembre, el magistrado dictará sentencia.