Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tigres deciden tirarse a la piscina

Podría pensarse con facilidad que el individuo que se está bañando corre un enorme peligro... Nada más lejos de la realidad. Se trata de uno de los cuidadores del zoo de Camp Verde, en Arizona. Un lugar en el que, durante media hora al día los tigres bengalíes y siberianos se bañan en una enorme piscina en la que practican diversos juegos. El cariño a los cuidadores hacen que se relajen y guarden sus garras para otra ocasión. Foto: Iberpress