Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El final trágico de Brittany Murphy y Simon Monjack

La muerte de Simon Monjack, marido de la actriz Brittany Murphy, ha vuelto a destapar la caja de Pandora de los rumores. Ambos difuntos, muertos con cinco meses de diferencia, en similares circustancias, en la misma habitación y de la misma causa. La pareja, que consumía incluso los mismos medicamentos, ha compartido hasta su trágico destino.
El oscuro guionista y productor siempre vivió con la sospecha de que se aprovechaba la fama de su mujer para obtener proyectos que nunca llegaban a buen fin.
Sin embargo, el hombre que acaba de morir, conocía a Brittany desde que tenía 17 años y esperó a que ella mantuviera noviazgos con otros famosos y hasta un romance con el actor Ashton Kutcher para declararle su amor en 2006 y casarse con ella un año después.
Ambos, a pesar de las críticas sobre el talento real de Monjack, han tenido el mismo final. Ella, con su prometedora carrera que iban a relanzar en Nueva York, él desde su silencioso paso por el mundo de los comerciales y los guiones sin filmar.
La pareja comparte el mismo desenlace y en idénticas circunstancias: Fueron encontrados en la misma habitación, con una mesilla llena de medicamentos.
Ambos padecían del corazón. Simon necesitaba un 'bypass', pero prefirió esperar. Incluso había sufrido un pre infarto durante un vuelo, una semana antes de la muerte de Brittany. Fueron encontrados muertos por la misma persona, la madre de la actriz.
Los medios estadounidenses especulan sobre el final de Brittany Murphy y Simon Monjack.
Las similitudes de la muerte, una seguida de la otra provocan toda suerte de rumores sobre un hombre que vivió escondido en su residencia de Hollywood Hills porque una compañía británica de hipotecas y créditos "Coutts and Co.", le reclamaba más de 470.000 dólares.
Él hizo de todo para cambiar su suerte: se casó con la protagonista de 'Sin City', una estrella en pleno ascenso profesional, pagó para borrar los comentarios negativos que circulaban por Internet, pero igual murió en medio de la sospecha.
Ellos que planeaban mudarse a la gran manzana para encontrar más oportunidades de carrera ahora están muertos.