Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El transexual que dio a luz a una niña fue padre de nuevo

El alumbramiento tuvo lugar por parto natural si bien será la mujer de Beatie, Nancy, de 46 años, quien se encargará de amamantar al bebé al igual que ocurrió con Susan Juliette, la niña que nació el 29 de junio de 2008 tras una gestación que concentró la atención informativa de todo el mundo. EFE/Archivotelecinco.es
El transexual Thomas Beatie, que saltó a la fama por ser el primer "hombre embarazado" del mundo, dio a luz hoy a un niño apenas un año después de convertirse en padre por primera vez, informó la cadena de televisión ABC.
El alumbramiento tuvo lugar por parto natural si bien será la mujer de Beatie, Nancy, de 46 años, quien se encargará de amamantar al bebé al igual que ocurrió con Susan Juliette, la niña que nació el 29 de junio de 2008 tras una gestación que concentró la atención informativa de todo el mundo.
El pasado mes de noviembre Beatie, de 35 años, anunció que había dejado de tomar hormonas masculinas para poder tener otro hijo.
Beatie creció en Hawai, donde su madre se suicidó cuando él tenía doce años, y decidió cambiarse de sexo a los 24 años, cuando se sometió a una operación para quitarse los pechos y legalmente cambió su género de femenino a masculino.
Posteriormente, comenzó un tratamiento hormonal para aumentar sus niveles de testosterona, pero decidió mantener sus órganos sexuales femeninos a pesar de llevar una vida como si fuera un hombre.
Su aparición la primavera pasada en la revista gay "The Advocate", con su aspecto varonil, barba y el torso desnudo mostrando su tripa de embarazado, desató la polémica en la sociedad de Estados Unidos y fuera de este país.
Pese a la preocupación de sus familias, Beatie asegura que no tienen miedo a las amenazas que han sufrido desde que su caso se hiciera público y sienten que son una familia tradicional.
A pesar de su condición oficial de hombre, Beatie aceptó quedarse embarazado de sus hijos debido a la incapacidad de su mujer para la gestación.