Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer partido de Antía Fernández

Antía Fernández disputa su primera competición oficial con el Calasancias, su equipo de voleibol. Es ésta la única disciplina olímpica donde la han tratado como la mujer que es. El suyo, como el de tantas personas transexuales, no ha sido un camino fácil: rechazada en otros deportes, la Federación de Voleibol le concedió la ansiada ficha que le permite competir. El apoyo de sus compañeras ha sido decisivo para ella quien, sin proponérselo, ha marcado un hito en la historia del deporte español.