Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de Paris Hilton se quejan de sus "ruidos nocturnos"

Los vecinos de la residencia que la rubia tiene en Hollywood están cansados de ella y de su novio, Doug Reinhardt, ya que, según afirman al diario The Sun, viven una eterna pesadilla.
A los escándalos que provocan sus continuas fiestas y eventos, ahora se suman los gritos de ella a altas horas de la mañana. Todos sospechan el motivo de sus alaridos.
Hace unos días, narra el diario inglés, los habitantes del barrio tuvieron que llamar de nuevo a la policía de Los Ángeles (y ya llevan media docena de ocasiones en el mes de noviembre) a raíz de los peculiares ruidos de la estrella y su pareja.
Un coche patrulla llegó alrededor de las cinco de la mañana pero los incesantes sonidos ya había llegado a su fin. La ofensiva ciudadana contra la pareja choca además con la imposibilidad de los agentes de acceder a la casa, ya que la rica heredera rechaza abrir.
De Paris Hilton, los vecinos aseguran que es un "monstruo" y de Doug Reinhardt le califican como "carne de cárcel".
Paris, a punto de operarse el pecho
 
Por su parte, la madre de Paris, Kathy Hilton , ha declarado que su famosa hija estuvo a punto de pasar por el quirófano para ampliar su talla de sujetador, pero que en el último minuto se echó atrás en su decisión.
Kathy declara que la 'socialité', harta de su pecho "plano", estuvo buscando cuidadosamente un buen cirujano. Sin embargo, su pánico a todo tipo de cirugía hizo que en el último momento, y a punto de entrar en la sala de operaciones, Paris decidiera no ponerse finalmente en manos del cirujano.
Según explicó Kathy a la cadena 'Fox News', en un momento estaba en plan: "Quiero hacerlo porque estoy plana". Sin embargo, de un momento al otro, cambió de opinión diciendo: "Me encanta. Me da igual.Estoy orgullosa y creo que es bastante bonito".RGM.