Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lado más oscuro del Real Madrid, al descubierto en el debate de La Noria

El primero en intervenir fue Juan Antonio Gallardo, subdirector del diario Marca, medio que destapó el escándalo de la junta de socios compromisarios. Según explicó, tras comprobar in situ que la reunión fue anómala y contó hasta con la presencia de Ultras Sur, comenzó a investigar puesto que se estaba vulnerando el mayor órgano soberano del club.
A continuación, el locutor José Antonio Abellán, de la cadena COPE, explicó que la táctica empleada consistió en introducir en la asamblea a personas que no eran socios compromisarios y que, sin embargo, votaron. Para ello, se modificaron los tornos de acceso. El periodista radiofónico dijo que, cuando entraban determinadas personas, estos estaban trucado para permitir el acceso de varias más.
Estas personas fueron las que, en palabras de Pablo López Concepción, boicotearon el acto cometiendo "múltiples tropelías". Entre las que, la más grave, además de los infiltrados, era que azafatas contasen los votos a ojo.
José Manuel 'Pipi' Estrada , en calidad de periodista de la cadena Punto Radio, vino a aclarar el porqué de ese manejo. Una asamblea como ésta era fundamental para aprobar las cuentas ya que, en caso contrario, tendrían que avalarlas. "Yendo como van algunos presumiendo por Madrid, en Ferrari, tenían mucho miedo".
Antes de pasar al tema de los fichajes, sobre los que hay acusaciones de inflar las comisiones, Abellán mandó el primer saludo en un medio que ha mandado en su vida. Era para Calderón. Recordó que, en esos instantes, se encontraba en Pachá "riéndose de todos nosotros, muertos de risa, descojonándose del Madrid".
Sin embargo, en el debate de La Noria no faltó quien defendió al ex presidente blanco. Esa misión recayó sobre el subdirector del diario As, Pedro Pablo Martín, quien no habló de los hechos, sino del mensajero. Para él, no hay tal investigación periodística. El motivo: tres días después de la junta, el subdirector del Marca comió con él "riéndole las gracias". Cara a cara, Martín le espetó: "Mucha frialdad con la víctima ¿no?".
La réplica no se hizo esperar. También el director del As ha comido con Villar, presidente de la Real Federación, con quien mantiene una agria polémica día a día, señaló Gallardo. Por lo menos -contestó Martín- su jefe le pedía a Calderón que convocara elecciones, aunque éste se mofaba. Los casos de corrupción son, sentenció, "un show".
¿Quién derriba a Calderón?
Conforme se habló de montaje, surgió otra pregunta. A quién le interesaba la caída de Calderón. La respuesta fue unánime. Todos coinciden en que fue alguien de dentro.
Abellán arrojó luz sobre el asunto: "siempre, tanto en política como en fútbol, en cualquier club, estas cosas surgen de alguien de dentro, lo único que varía es el precio, a veces te lo cuentan por un café, porque tienen la lengua larga, a veces por un dinero".
Este tipo de actuaciones enervaron a Juan Onieva, ex vicepresidente del Real Madrid. Rogó que no se hablase del club, que se dejase al margen a la institución para criticar "las barbaridades de una persona que ha llegado hasta ahí por un sistema obsoleto de elecciones". 'Pipi' se puso jocoso con estas palabras: "Lo dice el vicepresidente económico de Sanz, que dejó 300 millones de euros de deuda".
Entretanto, se volvió a los hombres de Calderón. Los que quedan dentro, señaló Rafael García Bernal, candidato a la presidencia del club, son iguales. Es más, denunció que el actual presidente, Vicente Boluda, es socio del Atlético de Madrid y del Levante.
"Pero también lleva diez años siendo socio del Real Madrid", sentenció Bibiana Andersen, quien, eso sí, comparó el caso con el Watergate de Nixon, donde toda la información delicada también vino de dentro del club.
Comisiones de fichajes
Para 'Pipi', hay un caso muy elocuente que habla por sí solo de cómo se hacían las cosas en el Real Madrid. Es la situación de Juan Mendoza, hijo del difunto presidente del club durante los ochenta y noventa. El que fuera vicepresidente se enteró del fichaje de Gago por la prensa. Se dirigió a Calderón y le preguntó por qué había costado 20 si hacía poco tiempo su precio era 6.
Calderón le dijo que se callara. Él dimitió. Inicialmente, Higuaín también costaba 7, luego se compró por 18. Más adelante 'Pipi' volvió a sacar más información relevante en este sentido. El ex futbolista Michel, responsable de la cantera, se negó a admitir al nieto de Botín en las categorías inferiores del club si no superaba la prueba. Calderón dejó de hablarle.
La caída
Por último, los invitados discutieron qué había perdido a Ramón Calderón para llegar hasta este punto. Paco Cañamero, autor de 'El Diablo Blanco', la biografía del ex presidente, consideró que se trata de un individuo que "le gusta sentirse una estrella, el protagonismo, ser popular, figurar, además es un mentiroso compulsivo, que no le dice la verdad ni al médico, un cúmulo de circunstancias que han terminado por hundirle".
En cambio, Kiko Matamoros difiere. Para él a Calderón no le han sobrado cualidades personales como las citadas por el escritor, sino que le han faltado influencias en la política y la economía, como otros presidentes, como Fernández Tapias, citó Matamoros, que aunando entre todos miles de socios empleados en sus empresas pueden dirigir el voto y ganar las elecciones.
Las últimas frases fueron para, de nuevo, Abellán, protagonista de la caída de Ramón Calderón. El locutor no se extendió: "El Madrid es algo más que goles, es valores".