Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los espectadores de 'La Noria' opinan sobre el consumo de cocaína en España

Los espectadores de 'La Noria' han dado su opinión sobre el tema de debate interactivo de esta semana: ¿Se toman en España las medidas suficientes para frenar el consumo de cocaína?. Más del 90% de la audiencia cree que no es así.
El dato es preocupante: uno de cada cinco cocainómanos europeos es español. Nuestro país encabeza la lista de las regiones de Europa donde más se consume cocaína por habitante, dato que resulta mucho más alarmante cuando la población consumista se centra sobre todo en sector más joven. Más del 93% de los espectadores del programa piensan que en España no se toman las medidas necesarias para regular el consumo de esta sustancia, que es la droga predominante del momento.
Testimonios
Para nutrir el debate, 'La Noria' ha emitido varios testimonios en los que algunos ex cocainómanos cuentan en primera persona cómo ha sido se experiencia con esta droga. Una mujer, cuya identidad no ha sido identificada, ha hablado así sobre el consumo de cocaína: " Se te quita completamente el apetito, dejas de comer y sufres muchos trastornos del sueño. Pero lo peor es la ansiedad. Yo tenía una ansiedad que me subía por las nubes. Empecé a consumir para integrarme en el grupo. Mi novio consumía y poco a poco te vas introduciendo en el mundo sin darte apenas cuenta".
Coto Matamoros. " Todo el mundo puede dejar la cocaína"
El famoso Coto Matamoros, antiguo colaborador del programa de telecinco 'Crónicas Marcianas' ha sido uno de los invitados a la tertulia y ha querido dar también su opinión sobre el tema. " En España consumimos mucha coca porque pasamos mucho tiempo en la calle, nos gusta mucho la noche, el cachondeo y la fiesta y vivimos presionados por el triunfo. Eso sí, quien quiera dejar de consumirla puede hacerlo perfectamente. Yo he estado 35 años de mi vida consumiendo cocaína hasta para desayunar y lo he dejado porque no quiero que mi hija tenga un padre así y punto".