Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tertualianos analizan 'la peineta' de Aznar

El gesto de desprecio del ex presidente del Gobierno, José María Aznar, a unos estudiantes en Oviedo ha coincidido con la presentación en La Noria del libro de Miguel Ángel Rodríguez 'Y Aznar llegó a presidente'. Una obra escrita por uno de los más estrechos colaboradores de Aznar que le define como "un español atípico tuvo el aplomo de gobernar este país de gente poco arriesgada y hacerles parecer valientes, modernizó un país que no se lo merecía". Un discurso que contrasta con la opinión de los colaboradores de La Noria sobre la 'peineta' que el ex presidente le ha dedicado a los universitarios que el abuchearon.
Carmen Rigart: " No es un gesto correcto, es una grosería, de un ex presidente es muy mediática, es una grosería con amplificadores. Yo miro la actitud de prepotencia. Para mí hay dos aznares, hay un cambio en el lenguaje corporal de Aznar después del poder. Pero todos los presidentes la han cagado en la segunda legislatura".
Alfonso : "En la mili me enseñaron que siempre hay que responder al saludo, para lo que no me prepararon es para lo que hay que decir cuando te llaman criminal, asesino o terrorista. Para eso no me han educado ¿Qué tendría que haber hecho Aznar? Es un personaje sin el que Iñaki Gabilondo, Nacho Escolar o la Cadena Ser no podrían vivir".
Enric Sopena: " Una precisión, a Felipe González no se le ha ocurrido hacer lo que hizo Aznar. Dicho esto, no se puede hablar de insultos en relación a Aznar porque él insultó a la inteligencia de los españoles cuando nos decía que Sadam Hussein era íntimo amigo de Bin Laden, que las armas de destrucción masiva, a los que estábamos contra la guerra nos llamó "progres trasnochados que ladran su rencor por las esquinas", un insulto a todos los que estábamos contra la guerra de Iraq, y nos insultó cuando en el 11-M mintió a todos los españoles, por tanto, para insultos, él ha sido el primero".
Isabel Durán: No es de recibo un Gobierno que se pone al lado de los radicales, como la vicepresidenta cuando se situó con los que le interrumpieron. El gesto no es presentable, pero me preocupa un país tan sectario. Al final lo que interesa es sacar ese gesto de Aznar para no hablar de los problemas. Esos jóvenes, el cincuenta por ciento se irá al paro. Aznar, sin embargo, trajo a cinco millones de personas a trabajar. El dedo no importa, el presidente actual ha mandado a cinco millones al paro, eso importa.
María Antonia Iglesias: "Me alegro de lo del dedo. Se ahorrado editoriales de quién es el personaje: un hortera y un macarra. Aznar rezuma odio. Y me parece más grave lo que dijo en la Universidad que lo del dedo. Es deleznable llamarle pirómano al presidente del Gobierno".
Miguel Ángel Rodríguez: "Aznar cogió un partido y lo llevó al centro. El PSOE decía que el PP era Franco. En Andalucía, en el año 90, la gente se cambiaba de acera cuando veía a alguien del PP porque los veían como franquistas. Aznar no era ni la alegría de la huerta ni lo más simpático del universo, es inteligente pero no tiene superpoderes, y hubo un momento en el que no era la persona entrañable que era o ha vuelto a ser después de la política, pero es el mejor presidente que ha tenido España, pero los españoles prefieren jugar en segunda regional en vez de en la Champions, en la Champions dan codazos y patadas y solo gana uno, en segunda acaban de jugar y se van a merendar todos juntos. España se asustó cuando estuvo allá arriba, las multinacionales españolas compraban multinacionales holandesas, se asustó. Estábamos arriba del todo y se ha asustado".