Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio afronta su primera crisis como presidente

Antonio y Enrique, irreconciliablesARCHIVO TELECINCO
En el episodio titulado "Un fontanero, un calentón y una abuela motorista", Antonio Recio prosigue su actividad como presidente de la Comunidad, pero su vida no es fácil: un atasco de aguas fecales, una huelga del conserje y el jardinero y una serie de mensajes anónimos y lascivos a su móvil personal pondrán en peligro su salud mental y su matrimonio.
 
Por otro lado, Leo echará de casa a Amador para empezar su convivencia con Patu. Amador, que no tendrá otro lugar en el que acogerse, decidirá volver a su casa, cuyas facturas sigue pagando. La guerra con Maite continuará e incluso se recrudecerá, más aún ahora que ambos comparten lecho y techo.
 
Por último, Sergio volverá a ser interceptado por un radar debido a su exceso de velocidad con su nueva moto. La pérdida de otros seis puntos en su carné de conducir amenazará con imposibilitar su permiso de circulación. Como remedio decidirá comprárselos a Mari Tere. Ella, a cambio, le pedirá al doctor Ventura que le cure una enfermedad imaginaria fruto de su hipocondría.