Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Be y Roberto, crisis incipiente

Tras el beso de César, Be huye despavorida del parque de atracciones en dirección a Bulevar 21. A pesar de que la conciencia la remuerde, la joven no sabe si contárselo a Roberto o no.
Después de pasar un gran día en el parque de atracciones, la aventura de Be y César termina de forma abruptamente tras el beso del reportero. Abrumada por la situación, la joven no sabe si confesarle a Roberto lo sucedido o seguir . manteniendo su escapada con el periodista en secreto
Finalmente, los remordimientos hacen que Be recapacite y le cuente a Rober toda la verdad. Sin embargo, llegará demasiado tarde. Noelia no ha desaprovechado la oportunidad que le ha brindado su rival y le ha comentado a Roberto la escapada de su novia, lo que provoca una grave crisis en la pareja .
Por su parte, a pesar de la ayuda de Noe con el discurso, Chali está nerviosa ante su debut en el círculo de empresarios. Diego, amistoso le desea buena suerte. Lo que la presidenta no sabe es que detrás de ese cambio de actitud de Diego se esconden unas oscuras intenciones ya que el ex presidente le tiene prepara una sorpresa que le dejará en ridículo delante de los empresarios más influyentes del país. Sin embargo, cuando todo parece que va a resultar un fiasco, Diego de la Vega decide frente a todos los miembros del Círculo de empresarios. ¿Qué estará tramando Diego? defender a Chali
Entretanto, Valentina sigue acongojada por la amenaza de su ex y se muestra dispuesta a pasar por la vicaría con cualquier español que se preste para conseguir la nacionalidad y así los papeles de residencia. Tras consultarlo con las chicas, Valen cree que la mejor opción es pedirle a Benito que como buen amigo que es le haga ese favor.
El ex becario, bueno e inocente, accede a ayudarla, aunque para ello tenga que renunciar a la boda de sus sueños. Al comprobar la ilusión que Beni tiene puesto en el día en que contraiga matrimonio, Valen desestima la posibilidad de que el ex becario sea su esposo por lo que inicia una carrera contrarreloj para encontrar marido. Cuando ha sido rechazada por todos los hombres de Bulevar, Adriana cree haber encontrado la solución: organizar una boda con Mustang.