Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego se recupera de su colapso

Diego sigue sin entrar en razones después de su desmayo. Tras el intento fallido de Nacho de convencerlo para que se tome unas vacaciones es, al final, Adriana, quien lo hace entrar en razón. Por otro lado, Ángel y Be, vuelven a estar enfrentados por culpa de Alicia y el caso de la joyas Kaussman.
Tras su desmayo, Diego, se empeña en fingir que no ha pasado nada y sigue trabajando como un demente. Primero Nacho, con nulo éxito, y más tarde Adriana, intentan hacerle reaccionar. Finalmente son los argumentos emocionales de su ex los que convencen al joven para irse a un balneario.
Aconsejado por Piluka y Hugo, Lolo no dice nada de su implicación en el asunto de Inés París, pero Richard despide a Julia por perder las fotos y el joven acaba confesando y pagando un alto precio: bronca de su padre, confiscación de la batería y un improvisado puesto de trabajo en la agencia para redimir sus culpas.
Mientras, Ángel borra el vídeo en el que Alicia reconocía su autoría en el robo de las joyas Kaussman y Be le declara la guerra, tanto a nivel personal como laboral.