Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kelly no esconde nada ante sus compañeras

Diplomada en educación física, brasileña, 32 años... hasta ahí todo normal, pero algo más tiene Kelly que no está pasando desapercibido dentro de la mansión del amor, esa fantástica casa en la que 15 mujeres luchan -más o menos literalmente- para lograr conseguir el corazón -y el resto del cuerpo- de Escassi.
 
Asegura que no tiene miedo a nada y confiesa que es una mujer muy atrevida, algo que está demostrando en el concurso desde el primer día. Su primera frase en el programa lo dejó claro, donde las demás chicas decían un "vengo buscando a mi príncipe azul" o "lo que más me gusta de Escassi son sus ojos", Kelly lanzaba un atrevido "me llamo Kelly, soy una mujer muy liberal y no tengo ningún pudor en quitarme la ropa".
Y no mentía la brasileña. Hasta en tres ocasiones se ha quitado la ropa delante de sus compañeras durante la segunda semana: en la fiesta de disfraces, vestida con un mínimo corsé rojo de la que asomaron sus pechos en cuanto surgió la primera oportunidad.
La segunda ocasión fue cenando con sus compañeras: la gallega Cristina le reprochaba que se hubiera metido con las más jóvenes de la casa y ella, lejos de amedrentarse, se bajó el vestido y enseñó sus pechos agitándolos frente al resto de candidatas e instando a una de ellas a hacer lo mismo: "¡sácate las tetas, cojones!", gritaba.
Poco después, otra de las candidatas, Arantxa se sinceraba con ella: "No me quiero pelear contigo, pero a mí me pareces un travesti, me das pena"¿y qué hizo Kelly? quitarse el vestido, enseñar los pechos una vez más y enseñar el culo frente a todas su compañeras mientras se azotaba desafiante delante de todas ellas.
Kelly ha revolucionado la casa con sus desnudos y sus compañeras no salen de su asombro, todas, jóvenes y maduras se han aliado contra ella y ya sabemos cómo reacciona la rubia brasileña cuando se enfada, sospechamos que esto no ha hecho nada más que empezar.