Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Objetivo: Conseguir a Miki

Berta quiere conseguir a Miki pero parece que éste está cada vez más cerca de su brillante compañera de piso. Por ello, la casada se dispone a ejecutar su maquiavélico plan.
Berta quiere conseguir a MIki pero Ainhoa gana terreno cada día. La brillante abogada encandila a Miki con su sonrisa, sus comentarios... y sus paseos en ropa interior. Pero no sólo eso, Miki no puede evitar mirarle mientras duerme, siente la tentación de besarle... y le abraza cuando ella en sueños se acerca a él.
Y es que existe muy poco espacio entre los compañeros de piso y cada vez es más pequeño. Los dos se muestran celosos lo que despierta a Berta. La casada tiene muy claros sus objetivos e intentará demostrar que Ainhoa quiere compartir algo más que la cama con Miki. ¿Cómo? le propone que simulen una noche de pasión.
Miki accede al plan de su amiga y le pide a Ainhoa que pase la noche fuera. Sin embargo, no es la única que lleva a cabo una estrategia, Ainhoa dejará su móvil olvidado en casa, casualmente. Así se presenta en casa cuando Berta se pasea en ropa interior por el piso (lo que no significa que estuviera haciendo nada con Miki diferente de comer pizza).
Ainhoa se mostrará decepcionada aunque no lo recnocerá y Berta intentará aprovecharlo para conseguir su objetivo con Miki, sin embargo, no lo conseguirá.