Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El Solitario' llega a España

Jaime Giménez Arbe de 51 años y de 1,70 metros de altura es el delincuente más buscado por la policía y por fin ha sido extraditado a España, después de que el pasado 23 de julio de 2007 fuera detenido en Figueira da Foz (Portugal). La policía lusa ha autorizado el traslado de este prisionero calificado como extremadamente peligroso, para prestar declaración por el asesinato de dos guardias civiles.
Atracador y asesino, 'El Solitario' fue detenido en Portugal tras intentar cometer otro golpe en una sucursal lusa, el pasado 23 de julio de 2007. Las Fuerzas de Seguridad le atribuyen el asesinato de al menos dos guardia civiles, Juan Antonio Palmero Benítez, de 29 años y José Antonio Vidal Fernández, de 31 años de edad, acribillados a balazos en la localidad de Castejón (Navarra), el 9 de junio de 2004.
Ha sido entregado a las autoridades españolas por la policía portuguesa en la cárcel de Elvas (Portugal) y trasladado sobre las 5:30 horas a la cárcel de Valdemoro para prestar declaración ante el juzgado de Tudela (Navarra) por el doble homicidio. Permanecerá en España al menos dos meses en la cárcel de máxima seguridad de Zuera (Zaragoza).
Jiménez Arbe ha cometido en tan sólo 13 años más de una treintena de atracos, en total 36 golpes perpetrados a una gran cantidad de sucursales repartidas por toda la geografía española: Galicia, Aragón, Castilla, León, Andalucía, La Rioja y los últimos realizados en bancos de Ávila y de Madrid. Siempre camuflado con peluca, barba postiza o bigote, enormes gafas de sol, con chaleco antibalas y utilizando relleno para parecer más gordo, ha logrado un botín de casi 600.000 euros en total. En mayo de 2007 cometió su último atraco conocido en la localidad de Turo (Zamora), consiguiendo 6.000 euros. Pero también va armado hasta los dientes, con metralleta, pistola y revólver. Posee un chalet adosado de tres plantas en la madrileña localidad de Las Rozas, sus vecinos lo consideran un hombre muy conflictivo, ha protagonizado enfrentamientos y ha amenazado de muerte a algunas familias de los chalets próximos a su domicilio.
Delincuente peligroso que ya se encuentra a disposición judicial en nuestro país y tendrá que rendir cuentas por el asesinato de los dos guardias civiles.