Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve el padre de Adriana

Después de once años, Adriana y su padre vuelven a encontrarse. A pesar de que algo se le remueve dentro a la mensajera, no piensa dar su brazo a torcer y perdonar tan fácilmente a su padre.
A pesar de las buenas intenciones de Be, Adriana se niega a hablar con su padre. Su rencor la impide perdonarle y olvidar estos años de abandono en los que no ha sabido nada de él y duda de sus intenciones.
Al recibir la noticia, Claudio no se sorprende. Conoce a su hija, es muy testaruda y no piensa dar su brazo a torcer. Sin embargo, Claudio se revela como un hombre muy persuasivo y logra convencer a Be de que no publique ningún artículo relativo a los Perlines.
Mientras, Richard sigue intentando que Lolo se aplique en el colegio. El niño no demuestra ningún interés por los estudios y Richard no está dispuesto a que su hijo no de palo al agua. Decidido a reformar a su retoño se embarca en la misión de inculcarle el interés por la Historia del Arte y le asigna un profesor particular: Mustang.
Por su parte, Chali no se da por vencida en su empeño por reflotar Bulevar 21, pese a la fuga masiva de anunciantes y a las crecientes humillaciones de Alicia.