Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anillo para dos corazones

¡Lo hemos encontrado! telecinco.es te ofrece en exclusiva el anillo con el que Sarko le ha declarado su amor a la cantante Carla Bruni. El último exceso de la pareja del año porque, además de avivar la polémica sobre la posible boda pop del presidente de la República Francesa, resulta que la joya es la misma que el político le compró en su día a su ex, Cecilia Sarkozy. Perdón, Cecilia Ciganer Albéniz.
¿Provocación o casualidad?. Resulta que Sarkozy dio a escoger a Carla dos firmas para el anillo. La ex modelo se decantó por la fantasía, el erotismo y la sensualidad de 'Dior', y dentro del amplio abanico de la casa optó por uno de la misma colección, prácticamente iguales,  que en sus días 'Sarko' regaló a su ex Cecilia.
En todo caso, llegados a este punto, lo importante es la piedra. Por lo menos, las damas no competirán por el tamaño del pedrusco y Sarko podrá presumir de potenciar la 'égalité' hasta sus últimas consecuencias. ¿Será política electoral?.
La erótica del poder y su descarada exhibición de lujo y postín hicieron posible el flechazo. El omnipresente político ha vuelto a presumir de amplia cartera regalando uno de los anillos de la colección 'Coeur romantique' de 'Dior' en oro blanco, diamante y turmalina rosa. Un lujo al alcanze de pocos bolsillos.
Del purismo de ' Chanel' al brío de 'Dior'
Y nadie como la excéntrica y sensual Victoire de Castellane para diseñar el sello de amor de la pareja. Erotismo y creatividad en una joya de 'Dior' que define un romance marcado por la idolatría y la fogosidad. 1
Victorie, que entro en la moda de la mano de Karl Lagerfeld en 1982, se mantiene fiel a la fantasía que paseaba en su juventud por la pudiente sociedad francesa. Así para romper con la simpleza de la alta joyería otorga a sus obras de "un poco de intención, un poco de humor, un poco de sexo".
Durante una década Victorie trabajó en accesorios de la firma Chanel hasta que Dior le ofreció "libertad absoluta para diseñar lo que quisiera". En ese momento el nombre de Victorie de Castellane viene unido a la línea más elitista de la marca francesa.
Carla le correspondió con un reloj de acero gris del relojero suizo Patek Philippe. Y ya lo decía Dior: "Tener buen gusto es tener el mío".