Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo se 'hacen' los gemelos?

Cuando un único óvulo es fecundado por un único espermatozoide y se divide en dos durante la primera fase de su desarrollo, dará origen a un embarazo de gemelos monocigóticos, univitelinos o gemelos idénticos, porque coinciden en todos sus rasgos. Serán dos niñ@s exactamente iguales, con la misma carga genética y por tanto, y salvo rarísima excepción, el mismo sexo: dos niños o dos niñas. Los padres en estos casos pueden ir olvidándose de tener 'la deseada parejita'.
El momento en el que se dividieron en dos va a determinar si tendrán una placenta compartida o una para cada uno y si dispondrán de su propia bolsa amniótica o una para los dos . Con esto se pondrá a prueba desde muy pronto la capacidad de compartir de los pequeños.
Si la división ocurrió entre el primer y el cuarto día después de la fecundación, cada feto tendrá su placenta y su propia bolsa amniótica, pero si la división sucedió entre el cuarto y el octavo día, lo más habitual, cada feto tendrá su propia bolsa pero compartirán la placenta. Para estos hermanos seguro que compartir habitación en un futuro no será ningún drama, después de compartir desde el principio de sus días hasta la placenta.
La segunda opción de dos hermanos que se gestan a la vez es que sean mellizos. Esto ocurre cuando dos espermatozoides fecundan dos óvulos distintos. El resultado serán dos embriones diferentes que coincidirán en el tiempo. La fecundación, por tanto, es separada y más o menos simultánea. Así surgen los gemelos dicigóticos, bivitelinos o gemelos no idénticos, lo que todos conocemos por mellizos. 
En este caso, cada feto tiene su bolsa amniótica y su placenta y pueden ser del mismo sexo o no. Su parecido puede no ser mayor que el de dos hermanos que hayan nacido en partos diferentes. No obstante, ambos tendrán la unión especial de haber nacido juntos.
 
Resumiendo, las diferencias más visibles entre los gemelos y los mellizos son que los primeros tendrán el mismo sexo, mientras que los segundos pueden tenerlo diferente y que los gemelos son idénticos mientras que los mellizos son parecidos, pero no idénticos. En los dos casos, sin embargo, aprenderán desde muy pequeños lo que significa una vida en pareja.