Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El supuesto amante de Heather Mills habla por los codos

Casi dos años después de su separación, Paul McCartney y Heather Mills se ven las caras en el Alto Tribunal de Londres que dirimirá su proceso de divorcio. Aunque las cifras que se barajan por ambas partes no se han hecho públicas, se habla de que Mills, que se representa a sí misma tras renunciar a su abogado, podría conseguir más de 74 millones de euros de su ex marido.
Coincidiendo con el inicio del proceso judicial, el diario 'News of the World' saca a la palestra a un supuesto amante de la modelo. Se trata de un atractivo editor cinematográfico que asegura haber vivido un romance con Mills que se prolongó durante seis meses.
Tim Steel, que así se llama el galán, no ha dejado ni un sólo detalle de su relación para la intimidad. Entre otras perlitas, Steel relata que la entonces esposa de McCartney "es insaciable, y le gustaba llamarme 'el chico de las cuatro veces en una noche', aunque nuestro récord estaba en seis".
El protagonista de la exclusiva se extiende especialmente en el capítulo destinado al sexo: "Heather tiene una zona erógena poco habitual, el muñón, que yo solía masajear, y la mayoría de veces disfrutaba de orgasmos múltiples".
Después de haber demostrado tan poca delicadeza, descubre que él también tiene escrúpulos al explicar que "era muy extraño hablar en la cama sobre Paul McCartney. Estaba con ella cuando se llamaban por teléfono o escribían. Ella, incluso, me leía los mensajes". Y seguidamente, tras tan sugerente lectura, comenzaba según este individuo un auténtico marathon de sexo.
No sabemos hasta qué punto la entrevista con el supuesto amante secreto de Mills afectará al proceso de divorcio, pero según algunos esto huele a estrategia de la defensa del ex Beatle. Sólo el tiempo y el Alto Tribunal podrán facilitarnos la verdad.