Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vida de Diego en peligro

En el capítulo que Telecinco emitirá el próximo jueves 13 de marzo, Álvaro se enfrenta definitivamente a Diego.
La verdad está cada vez más cerca de ver la luz y la tensión va en aumento. Tras descubrir gracias a Marga que Diego y Álvaro son hermanos, Bea empieza a atar cabos y comprende que las cosas pueden ir a peor y provocar mayores tensiones entre los dos. Por este motivo, la joven no se separa de Álvaro y se convierte en su fiel escudera.
Sin embargo, Álvaro ya está alerta y no termina de fiarse del cambio de actitud de Diego y de sus buenas intenciones, sobre todo, después de que Cayetana le ponga al tanto de que Diego ha estado hablando con Parrondo, el ex mayordomo de la familia, en los últimos días.
Al descubrir esto, Álvaro se pone en marcha decidido a aclarar definitivamente lo que ocurre entre Diego y su padre y las motivaciones que empujaron a éste a ceder a sus más acérrimo enemigo buena parte de su fortuna. A medida que pasan los minutos, la situación se vuelve más tensa y complicada, dando lugar a un violento episodio en la azotea. La violencia de la pelea es tal que  la vida de Diego correrá peligro.
Por su parte, Bárbar continua con su doble juego y sus continuos escarceos con el informático provocarán que Santi se vea involucrado en una situación de lo más comprometida. Debido a la llegada inesperada de Alejo, Santi se oculta en el baúl de Bárbara para no ser descubierto por el aristócrata. Sin embargo, la espera se alarga y no parece que vaya a poder salir a corto plazo por lo que su paciencia comienza a agotarse.
Por último, Benito está cada vez más a gusto con su otro yo y cada vez está más metido en el papel de Pili, para disgusto de Pili, quien piensa que quieren dejarla en un segundo plano en el grupo de baile.