Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Motor Show Festival se consolida en Zaragoza

Bienvenidos al mayor salón del motor de competición en España: el Motor Show de Zaragoza, que en esta quinta edición ha congregado a más de 125 mil personas.
La comunidad de Aragón ha conseguido que este evento sirva de antesala a la futura ciudad del motor y la Expozaragoza 2008. Sin duda, una fuerte apuesta por el mundo de la competición del motor.

Clásicos, competición, tunning, y una especial dedicación a las 24 horas de Le Mans, que ha sido sin duda el plato fuerte de esta edición. Y es que los 24 bólidos que participaron en la muestra serán difíciles de volver a ver.
Modelos como el Porsche 917, los Ferrari 330P y 250 LM de David Piper, un Jaguar D Type, el Lola T70 Spyder, y la joya de la corona: los cuatro modelos Ford GT 40 participantes durante varios años en esta mítica competición. En total, más de una veintena de coches, cuyo valor supera los cuarenta mil dólares.
¿Alguien se puede resistir a verlos en acción? Pues bien, algunos de ellos gastaron suela en el autodrome. Allí también se dio cita la carera de campeones. Donde comptieron la mayor parte de los drifter del campeonato europeo y otras  competiciones nacionales e internacionales: Lotus 49, March 711, Chevron B... 1
Para los que quieran viajar al pasado, el motor-show cuenta con un espacio dedicado a los clásicos. Un lugar para valorar el paso del tiempo y la gran revolución que ha sufrido en los últimos años el mundo de las cuatro ruedas. Coches que marcaron un hito histórico y que merecen todavía la contemplación.
Y si hablamos de hechizarnos con la belleza en las cuatros ruedas, este Mercedes Maclaren SLR acaparó todas las miradas. 
Ver a tantos Ferraris juntos también es sinónimo de espectáculo. Así lo hicieron los amigos del Ferrari Club España para celebrar su 30 aniversario con una muestra de potencia y habilidad al volante. Los del cavallino rampante hicieron de las suyas con este slalom.
Las dos ruedas también tuvieron su representación. Las exhibiciones de trial en la plaza central del recinto hicieron lo propio.
Y para los locos del diseño, el tunning. Aquí todo el mundo innova. Todo un show para ver y comprobar las virguerías que se pueden hacer para personalizar un vehículo. ¡Hasta el año que viene!