Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera cita de la Clio Cup española

La pasada semana se disputaba en el circuito de navarra la primera cita de la Clio Cup española y lo hacía con coche nuevo. El RS se estrenaba en el trazado de Los Arcos, el certamen contaba con nuevo formato de carreras y además, los pilotos ofrecían tres emocionantes pruebas que daban como resultado tres ganadores diferentes.

En la tanda clasificatoria, Jordi Palomeras marcaba la pole y dejaba claro que las diferencias en la Clio Cup son escasas. Hasta 14 pilotos rodaban en el mismo segundo, lo que da una idea del nivel del certamen.

En el primer asalto, Palomeras no realizaba una buena salida y nada más empezar perdía la posición  con Nicolás Milán. Desde ese momento, los dos mantenían una dura batalla con un tercero en discordia como era Marc Guillot.

Durante ocho interminables vueltas rodaban en un pañuelo hasta que finalmente Milan lograba la primera victoria de la temporada.

Al día siguiente, en la segunda carrera, el orden se invertía y los grandes favoritos arrancaban desde la mitad de parrilla. En la salida, Alex Royo perdía el liderato a favor de Antonio Martínez pero poco después irrumpía de forma bestial el junior David Cebrián.

En apenas dos giros escalaba desde la quinta a la primera posición y desde ahí imponía un ritmo muy fuerte hasta alcanzar una ventaja de dos segundos sobre Milan, que debía conformarse con la segunda plaza. El tercer lugar del podio fue para Guillot, que de nuevo se las veía con Palomeras.

En la última y tercera carrera del fin de semana, programada al doble de vueltas y con una duración máxima de 40 minutos, Mikel Azcona daba la sorpresa. Partía desde la pole y hasta el séptimo giro mantenía a raya a pilotos como Guillot y Palomeras.

Pero un contratiempo le obligaba a abandonar antes de alcanzar el ecuador de la prueba. Fue entonces cuando Guillot tomaba el mando para no dejarlo hasta cruzar la línea de meta.

Por detrás, Milan se aseguraba la segunda plaza y mientras tanto, Villanueva y Palomeras peleaban por el tercer cajón del podio. Finalmente, el catalán era tercero.

Fue en esta manga cuando se marcaba la velocidad máxima en recta del fin de semana con Jonathan Gómez a 205 km/h.

Así fue un fin de semana repleto de emoción y motor en el que también hubo tiempo para los vehículos clásicos y la Clio Cup online, ya que el primer ganador de la temporada, Miguel Ballester, recogía su merecido premio.

La próxima cita de la temporada se disputará en el circuito de Cataluña los días 17 y 18 de mayo.